miércoles, 11 de septiembre de 2013

Reseña: 10.000 A.C.

Título: 10.000 A.C.
Título original: 10.000 B.C.
Idioma original: Inglés.
Director: Roland Emmerich.
Actores principales: Steven Strait y Camilla Belle.
Género: Aventura, acción, drama, fantasía.
Año: 2008.
País: Estados Unidos.
Duración: 1:49 hs.
Es una dramática odisea ambientada en una época mítica de profecías y dioses, cuando los espíritus regían la tierra y los poderosos mamuts hacían temblar el suelo.

El joven cazador D'Leh (Steven Strait) ha encontrado la pasión – la bella Evolet (Camilla Belle) - en una remota tribu de la montaña. Cuando un grupo de misteriosos señores de la guerra arrasan su pueblo y raptan a Evolet, D'Leh se ve obligado a guiar a un pequeño grupo de cazadores para salvar a su amada en una odisea que les conducirá a los confines de la tierra en persecución de los señores de la guerra. 

Conducido por el destino, el insólito grupo de guerreros debe luchar contra tigres de dientes de sable y otros depredadores prehistóricos y, al final de su heroico viaje, descubren una civilización perdida.

Su última esperanza yace en un imperio más allá de la imaginación, dónde las altas pirámides legan hasta los cielos. Allí opondrán resistencia a un poderoso dios que ha esclavizado brutalmente a su gente.

(Se ha modificado el 08/09/2017)
Con esta película diré que esperaba algo bastante diferente a lo que me encontré. La miré sin leer la sinopsis, así que solo me guié por la portada, y esto me llevó a pensar que trataría sobre una épica lucha entre un hombre y la naturaleza. Hay algo de eso aquí, pero la trama principal va por otro lado. 

A grandes rasgos la historia es simple. Podemos encontrar la trama del valiente hombre que tiene que rescatar a su mujer de los villanos en millones de obras. Intenta ser original en ciertos puntos, lo que se agradece, pero lo cierto es que termina siendo una más del montón, con clichés incluidos. Consigue entretener y hasta enganchar, pero no llegará a sobresalir entre el resto de películas similares.

La mezcla de culturas se me hizo muy interesante, pero por desgracia no es bien explotada. Está allí de manera muy superficial, y hasta termina resultando extraño y chocante en el mal sentido, por su falta de desarrollo. Algo similar me ocurrió con el tema de las profecías, pues suele ser una cuestión que me llama la atención, pero aquí no se desarrolló de la mejor manera. Y, en ocasiones, ciertas escenas relacionadas a este punto parecen fuera de lugar o incluso algo absurdas.

De cualquier forma, quizá uno de sus principales fallos es la falta de carisma en sus personajes. Todos ellos se sienten muy planos, poco realistas y que no llegan a transmitir ninguna emoción. El protagonista sobre todo me pareció muy insulso, que solo estaba allí para ser el típico líder salvador del mundo, guiado por el amor, que todo lo puede. No hay ninguna exploración de su personalidad y todo lo que hace es genérico, del clásico protagonista de acción. Aunque la protagonista femenina no se queda atrás en ser insustancial tampoco.

Los actores no ayudan mucho, ya que las actuaciones en general son muy pobres. Los momentos forzados y la falta de química impedían sumergirte del todo en la trama o llegar a conectar con los personajes; lo cual hacía que los momentos tristes fuesen prácticamente ineficaces.

Y, en cuanto al romance —que si bien por sí mismo no es algo que se vea mucho en la historia, es el detonante de todo lo que sucede—, al no tener una evolución, sino que comienza de la nada, también fomenta el que todo se sostenga por algo que en realidad no te crees.

Visualmente, sin embargo, está muy bien. Los escenarios y los efectos especiales se ven excelentes, y van acompañados por una muy correcta musicalización y efectos de sonido que sutilmente ambientan las escenas de forma acertada. No obstante, hay algunos detalles que me rompían la credibilidad, como por ejemplo que los actores tuvieran los dientes tan blancos. Es una nimiedad, pero que a mí me conseguía distraer de la sumersión. De cualquier forma, este apartado está casi suficientemente bien como para contrarrestar sus fallos con los personajes —no del todo, pero al menos hace que te adentres en la historia por lo audiovisual.

Un elemento que me resultó extraño fue que, apenas comenzada la película, podemos oír a un narrador externo que va contando lo que ocurrió y lo que está pasando, en distintos momentos de la trama. Si bien entiendo que la intensión fue resaltar esa sensación de leyenda antigua, a mí me recordó a los narradores de historias de Disney, y eso hizo que la obra tomara cierto toque infantil cada vez que escuchaba la voz de este hombre, que no iba con ella y quedaba bastante desubicado, en mi opinión. 

A su favor, sin embargo, tiene su buen ritmo. Es rápida de ver, muy dinámica, y que a pesar de no ser especialmente original, no aburre, ni llega a ser en exceso predecible. Una usual película de acción y aventura para matar el tiempo, como tantas otras.

Por desgracia, su final me decepcionó. La batalla final estuvo correcta, entretenida y todo iba bien hasta que utilizaron cierto recurso que no me suele agradar, metido a la fuerza y sin una verdadera explicación, rozando lo absurdo. Pero bueno, se lo podía ver venir, tampoco es que me esperara gran cosa para el desenlace.  

A pesar de sus varios fallos, se puede disfrutar si no se espera demasiado de ella. Incluso con su ejecución de la historia y personajes regulares, su apartado audiovisual consigue enganchar. Así que, en resumen, es una película para pasar el rato sin pretensiones.

—Nunca vas a estar sola Evolet. ¿Ves esa luz allá? Aquella, no viaja a través del cielo, como las demás. Eso es lo que tú eres en mi corazón. Esa luz jamás se va ha extinguir.

6 comentarios:

  1. Esta película fue la última que vi en los cines antes que cerraran el cine de mi pueblo, y la entrada costaba menos de la mitad de lo que me cuesta ahora XDD

    Me gustó en su momento, e incluso ahora. Me entretiene, pero menos que antes. Supongo que es normal con el paso del tiempo :)

    ResponderEliminar
  2. muy bueno gracias me salvastes

    ResponderEliminar

Deja tu marca