miércoles, 30 de mayo de 2018

Reseña: Shinigami no ballad

Título: Shinigami no ballad.
Título original: Shinigami no Baraddo.
Demografía/Género: Shoujo, drama, fantasía, romance, psicológico.
Año: 2006.
Episodios: 6.
Ovas: No.
Película: No.
Basado en: Novela ligera y manga.








Momo es una Shinigami, una diosa de la muerte. Su trabajo es llevarse las almas de los vivos cuando éstos mueren. Es un trabajo agotador ya que se tiene que enfrentar a situaciones muy duras y a historias complicadas donde no siempre es justo hacer lo que debe, aunque siempre intente ayudar a los demás. 

Su gato Daniel la culpa de ser una llorona, a lo cual ella siempre responde: Los muertos no pueden llorar, así que yo lloro por ellos. Pero es una Shinigami y su obligación es llevarse a los vivos.

A decir verdad, luego de leer el manga y decepcionarme un poco, no tenía altas expectativas para el anime. Y este se mantuvo más o menos en lo que me esperaba, sin sorpresas.

La trama si bien es interesante, me hubiese gustado que se desarrollara de otro modo. Las historias cortas de cada capítulo están bien; son entretenidas, unas más que otras, pero no llegan a destacarse. Habría preferido saber algo más de la vida o pasado de Momo y Daniel, o cuanto menos que se profundizada en alguno de los personajes.

Al haber una historia nueva por cada episodio, lo que se nos cuenta en cada una de ellas es poco. Por suerte, no caen demasiado en los clichés y no resultan en exceso predecibles. Sin embargo, no hay que esperar ningún giro argumental extraordinario ni nada por el estilo. Por otra parte, ninguna de ellas me pareció apresurada tampoco, no obstante, pobre de contenido sí, y con los personajes pasa lo mismo. Aun así son agradables y en los pocos minutos en que los conocemos, pueden llegar a generar empatía.

Sus personalidades son realistas en general, aunque posiblemente muy tranquilas e incluso similares entre los diferentes personajes. Ninguno se sentía realmente único o destacable. Todos generaban más o menos lo mismo. Ni siquiera Momo o Daniel me parecieron demasiado interesantes. Así que, en general, les faltó verdadero carácter quedándose todos en personajes normalitos y vacíos.

El dibujo de los escenarios estaba bien, no era demasiado simple pero tampoco muy detallado, quedaba correcto. El de los personajes sí se notaba más simple, pero aun así era agradable y quedaba bien con las historias tratadas.

Sentí durante todo el anime un ambiente calmado, en el que todo contribuía: las tramas, los personajes, el dibujo y la música junto a los efectos de sonido. Un aspecto que por momentos me parecía muy confortable, pero en otros resultaba algo aburrido dada la falta de verdadera emoción en todo.

No llegó en ningún momento a provocarme sentimientos debido a esto. Lo miré y no me disgustó, incluso me entretuvo, pero no me involucré con ninguna de las tramas o personajes. Ni en las partes dramáticas ni en las románticas, aunque admito que estaban bien llevadas y se sentía la ternura con la que eran tratadas. Aun así, una pena, porque estaba todo dado para que fuera mucho más, pero no llegó a darse.

Como adaptación a la novela ligera original no sé qué tal es porque no la he leído, pero siguió bastante bien el camino del manga. Si bien tenía leves variaciones en ciertas historias y desgraciadamente incluyó algunas que me parecían bastante flojitas, en vez de otras que estaban mejor desarrolladas en mi opinión, me pareció bien cómo lo hicieron.

Con respecto al final no hay mucho para comentar. Cada capítulo es independiente por lo que el último no tiene nada de especial con respecto al resto. Pero en general todos concluían de forma satisfactoria con respecto al desarrollo.

Un anime agradable de ver, pero que no sobresale. Creo que dependiendo de los gustos puede llegar a entretener y a gustar su ambiente tranquilo, pero por sus tramas cortas de cada capítulo que no tenían conexión entre sí y su falta de profundidad en los personajes, no llega a más. 

viernes, 30 de marzo de 2018

Reseña: Mamacolle

Título original: Mamakore.
Título en español: Mamacolle.
Autor: Ema Tooyama.
Año: 2006.
Tomos: 4.
Demografía/Género: Shoujo, comedia, romance, fantasía, vida escolar, drama.
Anime/película: No.

Tamae es una chica de secundaria baja y hay una cosa que es lo que más desea tener: un bebé. Pero no un hijo, sino a la nueva mascota que se ha descubierto llamada «bebé». Son cariñosos, blanditos, redondos y hasta entienden el idioma humano aunque no lo hablan.

Todos en su colegio tienen uno menos ella y su compañero de clases Yousuke, el cual está muy enamorado de ella aunque Tamae no se da cuenta. Un día se encuentra a tres «bebés» en un río y decide adoptarlos, pero estos bebés tienen algo peculiar... ¿Qué ocurrirá con ellos?

Debo decir que no esperaba gran cosa con este manga, dado que solo quería algo ligerito, que me divirtiera y ya, y ciertamente eso es justo con lo que te encuentras en Mamacolle.

La trama es, a grandes rasgos, simple. Lo de estas pequeñas mascotas llamadas «bebés» me pareció curioso y podría haberse desarrollado mejor, pero fueron por el camino sencillo. De cualquier forma, no estuvo mal, sin embargo ya que no quisieron arriesgarse con la historia de los bebés, terminé disfrutando más del romance y los momentos de amistad entre el grupo de personajes principales.

Ellos resultan agradables y divertidos, lo que por supuesto le viene muy bien al manga, pero no destacan. No se profundiza en ninguno y no se los llega a conocer realmente, más allá de lo superficial. Por lo tanto, resultan muy planos y poco llamativos. Básicos, en resumen. Y como no se conecta con ellos, en algunas ocasiones lo que les sucede puede llegar a ser irrelevante para el lector.

Los protagonistas son bastante típicos de este tipo de obra, y por ello, aunque no resaltan, tampoco quedan mal. Ambos son extremadamente buenos, que se esfuerzan por ayudar a los demás pero que en realidad no tiene algo que los caracterice o los vuelva interesantes. El resto del elenco de personajes no aportan elementos individualmente, no obstante, como conjunto le suman humor y esos momentos de amistad que mencioné antes, bastante bonitos para la historia.

El antagonista sin embargo fue muy pobre cumpliendo su rol, aunque tuvo sus momentos de comedia igualmente. Los problemas que surgían eran simples y se solucionaban rápidamente, haciéndolo también una lectura ágil pero poco emocionante.

El desarrollo del romance estuvo correcto, a un buen ritmo y mezclado con otros asuntos, justo como a mí me gusta. Y fue bien complementado con la amistad mostrada tanto en el grupo de amigos como con los pequeños bebés. Y respecto al humor, lo lleva muy bien, tiene algunas ocasiones en que no funciona, no obstante en general quedé satisfecha con respecto a la comedia planteada.

En varias ocasiones descarrila en cuanto al realismo, sobre todo con el antagonista y el final. Parece como si se quisiera ir a lo simple evitando crear situaciones más complejas para seguir avanzando, o explicar mejor lo que necesita para desarrollar el problema principal. Este aspecto, sumado a sus personajes e historia simple hacen que no termines de adentrarte en la historia. Y por tanto, el poco drama que posee no tiene el efecto deseado, pese a que de cualquier forma no se centra para nada en él. En realidad, aunque entretiene y puede divertir, lo considero un manga bastante infantil, que posiblemente disfruten más los niños o preadolescentes.

Respecto al dibujo, es el típico de los shoujo, con los ojos extremadamente grandes, nariz casi inexistente y demasiadas líneas en el cabello. No es un estilo que me guste especialmente —sobre todo aquí, que se exageró mucho—, pues me parece demasiado aniñado, pero es bonito y va bien con este tipo de historias. Los fondos no son especialmente cuidados, suelen ser simples o utilizar algún diseños con estrellas o similar. Sin embargo, lo que no me agradó de esto fue que en ocasiones las páginas estaban un tanto recargadas de viñetas, decoraciones y diálogos, haciendo que fuese algo confusa la lectura. Por otra parte, el diseño de personaje tampoco fue muy audaz. Todos eran bastante similares, y en ocasiones si dos personajes llevaban cabello similar se podían confundir fácilmente.

En cuanto al final, sinceramente me decepcionó. Pues esperaba una explicación para cierto tema misterioso que se conoce desde el primer tomo, y aunque se lo soluciona, realmente no se aclara por qué sucedía. De cualquier forma, por el resto está adecuado, y es una buena resolución para los demás temas. 

En general es un manga agradable de leer, con sus momentos divertidos y tiernos, pero que no sobresale del resto y termina siendo fácil de olvidar. 

martes, 20 de febrero de 2018

Retos 2018

¡Hola a todos! ¿Cómo están?

Seguramente preguntándose que hago yo trayendo los retos de este año casi finalizando febrero, pero bueno, ya deberían conocerme (?) Entre la pereza y el que he estado manteniéndome ocupada en otras cosas, no tuve oportunidad de ponerme a editar las imágenes o a escribir esto. 

Sin embargo, finalmente aquí están. Como siempre, los cambié un poco respecto al año pasado, y a ver si hay suerte y ganas, y terminan siendo un éxito como el primer año que hice esto —ojalá—.



Anime/Series animadas:

Ver 100 capítulos de anime o series animadas.

Teniendo en cuenta que me enganché con mi sobrina a mirar Inuyasha nuevamente, y ya vimos varios capítulos juntas; no creo que sea complicado seguir con ello y cumplir así este reto. De cualquier manera, sería ideal ver algunas series más.




  • Inuyasha, 84 episodios.


Total: 84 capítulos.


Ver 5 series anime o animadas completas.

Dado que el reto de capítulos de anime posiblemente lo pueda completar solo con ver Inuyasha, quería ponerme algo de presión aquí. Ojalá salga mejor este año~  








Total: 0 series animadas.



Manga:

Leer 30 tomos de manga.

A pesar del fracaso de los años anteriores, me niego a disminuir este reto, ya que considero que es algo que puedo hacer fácilmente si me pongo a ello. A ver si 2018 es el año...





  • Tomo 1, 2, 3 y 4, Hiyokoi


Total: 4 tomos.



Películas:

Reseñar 7 películas.

Con este ocurre lo mismo que con el anterior. Tengo que luchar contra mi vagancia y tratar de finalmente completarlo. O tan siquiera empezarlo. 








Total: 0 películas reseñadas.



Series:

Ver 12 temporadas completas.

Aunque no tengo planeado verme otra serie de 12 temporadas este año, sí me gustaría ver un par de unas 5 temporadas aproximadamente. Y sumado al hecho de que he borrado el reto de los dramas para combinarlo con este y por tanto, cualquier drama que vea lo contaré aquí, no creo que me sea difícil de completar, a pesar de haber subido bastante la cantidad respecto al año pasado.



  • El príncipe de Bel Air, temporada 5 y 6
  • Dr. House, temporada 1, 2, 3 y 4
  • Gotham, temporada 4


Total: 7 temporadas.



Libros:

Leer 7 libros.

Este reto siempre me da mucha pena... Tengo tantos libros por leer que se ven fantásticos, y leo tan poco. Quiero volver a la vieja yo que leía mucho más, no sé si todos los días, pero al menos no pasar meses y meses sin tocar un libro. 





  • La línea de sangre - Thomas M. Kostigen


Total: 1 libro.



Videojuegos: 

Terminar 7 videojuegos.

Aunque le tuve que bajar la cantidad respecto al año pasado, me siento con fe para este reto. Tengo varios juegos empezados y es solo cuestión de ponerme y finalizarlos de una vez.   







Total: 0 videojuegos.



He de decir que estuve a punto de no hacer retos este año, pero lo cierto es que más allá de si los cumplo o no, me sirven como un recuento de lo que hice, por lo que vienen bien. Y de cualquier forma, yo no soy de sentir mucha presión por los retos, pero el incentivo de completarlos me ayuda a ser más productiva para el blog. Así que por ese lado también ayudan.

Como sea, espero pasen un buen día, ¡besos y abrazos!

martes, 30 de enero de 2018

Reseña: Traición

Título: Traición.
Título original: Uglies.
Idioma original: Inglés.
Autor: Scott Westerfeld.

Páginas: 436.
Editorial: Montena.
Año de esta edición: 2009.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Saga: #1 Los feos.
Como todos los chicos de su edad, Tally está impaciente por cumplir los 16 años, porque entonces las autoridades la someterán a una operación estética para convertirla en perfecta. Pero justo antes de su cumpleaños, su mejor amiga, Shay, huye para unirse a la resistencia, un grupo de imperfectos que viven en una ciudad secreta. 

Entonces, las autoridades le ofrecen a Tally la peor de las disyuntivas: o ir en busca de Shay y devolverla al mundo civilizado o permanecer imperfecta para siempre…

Aunque la primera razón por la que me interesé por este libro fue su sinopsis, debo admitir que ver varias malas críticas extrañamente me dio todavía más ganas de probarlo. Y fue algo positivo al final, ya que haber estado preparada para algo no muy bueno, consiguió que me gustara más de lo esperado.

Para empezar, la historia me llamó la atención. Fue la primera distopía que leí y me pareció un género muy interesante, que me atrajo mucho y sin duda seguiré leyendo. La idea de una sociedad avanzada donde todos son “perfectos” y viven en total paz, considerando nuestro mundo actual como totalmente atrasado e incluso idiota, remarcando varios de nuestros grandes defectos como sociedad, se me hizo muy curioso y entretenido. Y no tan descabellado de imaginar en ciertos puntos.

En cuanto a personajes, la protagonista me gustó. A pesar que en un principio había cosas que no me agradaban de ella, me complació que se mostrara el pensamiento típico de alguien que vivía dentro de esa cultura. Demostraba claramente lo arraigadas que estaban las creencias y cómo todo el mundo aceptaba la situación sin cuestionarse nada. Así que prontamente la entendí y me interesó ver cómo iba descubriendo que lo que ella pensaba, en realidad no era más que una pauta impuesta por la sociedad y logra forjar su propio pensamiento. También su personalidad fue acertada, porque se me hizo bastante real y se adapta bien en esta historia, convirtiéndose en un personaje entrañable rápidamente. Además, me agradó poder apreciar su madurez a medida que va conociendo más del mundo, creo que ese proceso está bien planteado. 

Por el resto, Peris y Shay no me cayeron nunca del todo bien. De estos dos, conocemos más a fondo a Shay, y podríamos decir que es la desencadenante de todo, pero hubo algo en ella que no me convenció. Si bien me gustaba su forma de pensar al principio, y la entendí en muchos aspectos, siguió sin terminar de caerme bien. Pero tampoco es que se nos cuente demasiado sobre ella, y espero se pueda aprovechar mejor ambos personajes en los siguientes libros de la saga, que seguro que tienen más para dar. 

Luego, por otro lado, tendríamos a David, quien me gustó mucho más. Su forma de pensar, su manera de ser, su instinto, todo en él me cautivó. No llega a ser un personaje grandioso, puesto que en realidad, no hay personajes verdaderamente profundos y complejos aquí. Pero dentro de eso, David tenía bastante madurez y me atrajo como personaje, creo que fue un muy buen complemento para Tally y que además destaca por sí mismo también. 

La gran primera parte del libro me resultó un poco lenta. Si bien ocurrían cosas, no se sentían como grandes avances en la historia. Aunque debo aclarar que no es que fuese insoportable ni mucho menos, había cosas interesantes y por supuesto, se leía rápido igualmente. Pero en mi opinión todo se empezó a volver más atractivo cuando Tally se lanza a la gran aventura que le impusieron. Tal vez justamente por ello, la aventura que conllevó su viaje, el ir descubriendo nuevas cosas con ella y ver cómo se las arreglaba para sobrevivir y avanzar. Sin duda este fue uno de mis elementos favoritos de la trama.

El romance fue otro aspecto que disfruté. Me pareció correcta la forma de desarrollar la relación, sin ser apresurada y con un buen ritmo. Me hubiese agradado un poco más sobre la pareja principal, pero también creo que fue apropiado no centrarte tanto en eso para poder adentrarnos mejor en la historia central. Imagino que poco a poco irá avanzando su relación en los demás libros, y ojalá que se siga manejando igual de bien que aquí. 

Como mencioné ya, es muy fácil y rápido de leer. El lenguaje es sencillo y la historia no tiene grandes enredos. Consigue un acertado dinamismo pasando en el momento indicado —en general de un problema a otro. De cualquier forma, hay unas breves partes donde puede resultar un tanto tedioso, y en lo personal no me sumergió tanto en la lectura pese a todos sus puntos positivos; no fue de esos libros que no logras soltar hasta terminar. Sin embargo, cerca del final adquiere más fuerza y entonces sí, te engancha más a la trama.

Un detalle que no me terminó de convencer fueron las descripciones. No logré imaginarme del todo bien algunos lugares, no sé si es que no se expresó bien, no utilizó las palabras correctas, o qué. Los diálogos tampoco son algo notable, pero están bien. En general, el estilo de escritura del autor funciona, pero no es del todo destacable. Lleva bien la historia, crea buenos personajes, mantiene un correcto realismo —dentro de la ciencia ficción que posee, claro— y consigue una eficaz ambientación; no obstante, se mantiene en un nivel aceptable sin sobresalir en ninguno de estos aspectos.

He de decir que aunque el principio me resultó algo predecible, a medida que avanza van ocurriendo sucesos que no esperas, sobre todo ya cerca del final. De cualquier forma, la idea general de la historia no me parece del todo original, pero quizá sí la forma en que se desenvuelve la trama.

El final a mi juicio fue muy correcto, creo que la protagonista toma una decisión acertada y que reafirmó mi agrado hacia ella. Quedé con bastantes ganas de saber cómo sigue, y qué pasará a partir de esa resolución. 

Si bien no es un gran libro, la historia y los personajes me gustaron mucho. Es entretenido y se desarrolla de buena forma, tomando fuerza a medida que avanza. Lo recomendaría para alguien que no tenga demasiadas expectativas, pero se quiera entretener un rato con su lectura.

Tal vez pudiese ver de verdad más allá de su cara imperfecta. Tal vez lo que había dentro de ella le importase más que cualquier otra cosa.

Resolución retos 2017

O también llamado "el año en que me olvidé de los retos y me puse a mirar Supernatural, a escuchar musicales y a dibujar", pero eso quedaría muy largo de título. 

¡Hola! ¿Cómo están? Seguro que preguntándose qué hago yo aquí con esta entrada cuando estamos ya por entrar a febrero. Pero bueno, entre que unas amigas se quedaron en casa, luego fue mi cumpleaños y después mi sobrina fue la que se quedó, no tuve el tiempo de ponerme a escribir nada.  

Como sea, mejor tarde que nunca, dicen. Y aquí estamos con este gran fracaso que fueron mis retos del año pasado. Sin embargo, a diferencia del año anterior, no me siento mal por no haber cumplido estas metas; dado que en el 2017 descubrí dos grandes pasiones que seguro que se quedarán conmigo mucho tiempo, además de volver a otra que tenía abandonada desde hace tiempo.  

Empezar a ver Supernatural fue probablemente una de las mejores decisiones que tomé en el 2017, y aunque sé que sufriré esperando nuevos episodios y nuevas temporadas, estoy hiper feliz de ser parte del fandom, porque sus personajes me han hecho muy feliz en muy poco tiempo. Por otra parte, los musicales fueron otro increíble descubrimiento, puesto que nunca imaginé que los musicales me llamarían la atención, pero así fue. Todo empezó con Hamilton (al cual le dediqué un Recomendaciones, porque se lo merece) y se ha ido extendiendo por unos cuantos más. Y no me quedan dudas que seguiré escuchando todavía más en este 2018. 

También fui terriblemente feliz de reencontrarme con el dibujo, y estoy muy agradecida de tener ganas de dibujar casi todo el tiempo desde entonces. Hace muchísimo que no estaba tan entusiasmada con esta actividad y lo extrañaba un montón. 

Por lo que, en resumen, creo que fue un buen año aunque no haya podido completar las metas que me había planteado para el blog. No obstante, espero que con los cambios que haré, pueda alcanzar los retos para el 2018.  


Retos superados: 

Reto: Ver 7 temporadas de series.
Logro18 temporadas vistas.

Mi plan para este reto era verme un par de series de aproximadamente 5 temporadas, pero luego vino Supernatural y me cambió todo lo que había pensado. Sin embargo, eso hizo que fuese aún más simple completarlo, e incluso superar el doble de la cantidad que me había propuesto.




Retos sin acabar: 

Reto: Ver 70 capítulos de anime.
Logro: 13 capítulos vistos.

Sí, sí, un fracaso total. Apenas vi un anime en todo el año y encima fue bastante malo. Pero, por alguna razón, al igual que en 2016, no tuve muchas ganas de ver anime. A ver si este año esto cambia por fin.




Reto: Leer 30 tomos de manga.
Logro: 11 tomos leídos.

A pesar de que me faltaron unos cuantos para completar el reto, este no me da tanta pena. Si bien leí mangas con pocos tomos, fueron unas cuantas historias, por lo que no fue un fracaso absoluto.




Reto: Ver 7 dramas.
Logro: 1 drama visto.

Al igual que con el anime, ver dramas me dio mucha pereza en el 2017. El único que vi me resultó terriblemente difícil de empezar, aunque por la mitad logré engancharme y ya fue más entretenido a partir de ahí, pero no junté más energía para empezar algún otro.



Reto: Leer 7 libros.
Logro4 libros.

Este reto siempre me da taaanta pena. Al menos, para consolarme, este año por fin probé al señor Stephen King y adoré mi primera novela de él. Inicié también con Neil Gaiman, aunque no fue lo que yo esperaba, pero tengo un par de libros más de él para darle unas segunda y tercera oportunidad. 


Reto: Ver 5 series animadas.
Logro2 series animadas vistas.

Aunque me hubiese gustado completar este reto, sinceramente tampoco me importa demasiado no haberlo logrado. 





Retos sin empezar:

Reto: Terminar 10 videojuegos.
Logro0 videojuegos terminados.

Además de que jugué muy poco en 2017, los pocos juegos que probé no llegué a terminarlos, por lo que esto quedó en nada, desgraciadamente.




Reto: Reseñar 7 películas.
Logro0 películas reseñadas.

Y algo parecido pasó con este: vi varias películas, pero no tuve tiempo o ganas de ponerme a hacer la reseña. Vagancia: 1; Carina: 0.







Y esas fueron las conclusiones de los retos del año pasado. Ya hablé bastante al principio así que no me quiero estirar mucho más. 

Realmente espero que hayan pasado un muy buen 2017 y que este año les traiga lo mejor de igual forma.

Ojalá lo estén pasando excelente, ¡un gran abrazo para todos!