lunes, 6 de junio de 2016

Música: Comentando lo nuevo (5): What's it gonna be? - Shura

En esta sección hablaré un poco y daré mi opinión al respecto de algún video musical (videoclip) que haya salido hace poco tiempo. Puede ser de bandas o solistas que conozco mucho, poco o incluso nada, pero que me interesan. El objetivo es que todos puedan dejar a su vez sus comentarios al respecto y compartir opiniones.  


 WHAT'S IT GONNA BE? (SHURA)


 

Llegué a esta canción de pura casualidad, y ni siquiera sé por qué me puse a mirar el video (bueno, sí, la miniatura llamó un poco mi atención, supongo). Porque en realidad no conocía a la cantante y no tenía idea de con qué me iba a encontrar.

El video empieza siendo bastante típico en cuanto a historia, pero me agradaba mucho el colorido y los protagonistas, algo extravagantes pero divertidos y simpáticos. Creí que iba a tener un desenlace común, pero la pequeña trama da un giro y termina ocurriendo otra cosa que hizo que me gustara bastante más. Y al final, sumándole a la sorpresa sus escenas bonitas, tiernas, y divertidas, me agradó mucho.

La canción si bien no me llamó mucho en un primer momento, luego de verlo (y por tanto, escucharla) un par de veces me resultó pegadiza. La letra en realidad es algo repetitiva y bastante simple, común en las canciones pop; pero la cantante tiene un estilo tranquilo que me relaja, y me gusta.

Así que, si bien no me maravilló, creo que fue un buen descubrimiento y por tanto, era mi deber, como buena ciudadana que soy, compartirlo. Tal vez a alguno de ustedes les termine gustando como a mí, o hasta más. Por mi parte, seguramente siga escuchando un poco más de Shura.

Muchas gracias por gastar su tiempo conmigo, espero disfruten la canción y sobre todo, ¡pasen un buen día!


domingo, 5 de junio de 2016

Reseña: Dinámica de los cuerpos eléctricos

Título: Dinámica de los cuerpos eléctricos.
Título original: Dinámica de los cuerpos eléctricos.
Idioma original: Español.
Autor: Juan Sardá.

Páginas: 432.
Editorial: Suma de letras.
Año de esta edición: 2010.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Saga: Libro independiente.
Barcelona, cambio de milenio, el enclave preferido de los jóvenes de Occidente que vibra con la música electrónica y el pop... 

La fiesta parece no tener fin para miles de veinteañeros que, entre juerga y juerga, también deben aprender a amar a los demás y, lo más difícil, a sí mismos. En este contexto el protagonista, cuyo nombre desconocemos, se encuentra con Charlene, una chica de Nueva York de la que se enamora y que además le sirve para huir de su tormentosa relación con Wences, amigo, amante y víctima de un idilio profundo aunque sumamente destructivo.

Charlene y el protagonista inician su huida por Europa, alejándose del pasado a la par que de sí mismos. Una huida que concluye en Manhattan la noche antes de su boda, en la que éste se debate sobre sus verdaderos sentimientos. Se inicia así un largo flashback recordado desde el alcohol y las drogas, la soledad y el desconsuelo. Una historia de traición y pasiones desatadas en el marco de la alta burguesía de Barcelona, que esta novela desmenuza con crueldad y conocimiento de primera mano.

¿Por qué leí esto? No lo tengo muy claro incluso ahora. En una lectura rápida la sinopsis me pareció interesante, y sin pensármelo mucho, me lo traje a casa. Eso sí, luego de ojearlo un poco y leer frases sueltas me hice a la idea de cómo sería su lectura: extraña, y así justamente fue.

La trama en general está bien. Es simple pero correcta, puesto que se intenta enfocar en los sentimientos de los personajes. Tal vez no es de lo más original, sin embargo por momentos consigue entretener y era más o menos interesante. Pero no resultó suficiente, ya que hubo varias cosas que me disgustaron del libro, que su historia no alcanzó a remediar.

Para comenzar está el protagonista; no se menciona su nombre, pero esto no resulta un problema. Por otro lado, su personalidad sí es un fastidio. Me cayó horriblemente mal. Era un personaje muy complicado de entender, por momentos pensaba una cosa y cambiaba de opinión en el mismo párrafo. Tiene unas creencias que me parecen totalmente superficiales y estúpidas, y se pasa drogado prácticamente todo el libro. Tiene un ansia de venganza contra la mayoría de los personajes que no logré comprender ni en el final, y unos afectos demasiado extraños. No logré saber qué quería para su vida, si apreciaba realmente o no a sus amigos, etc. Quedé con mil dudas. En general, no me gustó nada.

El resto de los personajes tienen el mismo problema que el protagonista. No se los logra entender, cambian de parecer, se comportan de una forma y luego de la manera contraria. Además, al estar relatado desde el punto de vista del protagonista, se los siente lejanos. No logran transmitir realmente nada.

De cualquier manera, ni el mismo personaje principal consigue llegar al lector. Si bien transmite sus sentimientos y por breves instantes lo comprendes y hasta puede que empatices con él, en otros momentos es desconcertante. Y aunque puede llegar a ser realista, si se lo imagina como uno de esos jóvenes ricachones que viven de fiesta en fiesta, pero en realidad tienen guardados un montón de demonios internos, creo que no llega a expresarse bien y su personalidad se pierde; la escasa profundidad en algunos de sus pensamientos es casi totalmente opacada por la frivolidad exagerada con la que vive.

Ahora sí, lo que más me molestó del libro fue la manera de contar la historia. Tiene una infinidad de saltos en el tiempo de un capítulo a otro sin ninguna referencia, logrando que no quede claro qué etapa de su vida te relata. Aunque una vez leído todo en conjunto se logra unir las partes y crear una trama más o menos coherente, resulta confuso a la hora de leer. Y no sólo es eso. El protagonista habla en primera persona dirigiéndose a alguien, pero cambia todo el tiempo de destinatario. En un párrafo puede estarle hablando a un personaje y en el siguiente a otro. Y si no se está atento al cambio entre singular/plural o femenino/masculino te pierde y no sabes a quién se dirige. Un mareo total.

En cuanto a la escritura, es raro. El autor por momentos, principalmente en las reflexiones del protagonista, tiene un estilo un tanto poético que es precioso, pero en ocasiones se vuelve burdo y vulgar. Tanto que a veces parece un libro erótico (y de los malos). Me da pena, porque el autor a pesar de esto demostró que escribe bien, y me gustó el estilo que mostraba en los pensamientos del protagonista. Hasta fue una de las pocas cosas aprovechables del libro. Por otra parte, los diálogos son simples pero van bien con el estilo de la historia. Y las descripciones, no eran nada extraordinario, pero te lograbas imaginar bien la situación.

No resulta predecible, sin embargo, tampoco posee grandes sorpresas. Resulta entretenido a veces, pero en otras ocasiones también me llegó a parecer algo cansino. Y me molestaba en exceso el hecho de que se mencionaba que se estaba drogando prácticamente en cada párrafo (exagero, sí, pero realmente lo recalcaba demasiado).

En el final, sinceramente, sentí que no llegó a nada. El protagonista no evoluciona, continúa siendo igual de idiota que lo es durante todas las épocas de su vida que nos cuenta. Nuevamente, incluso en el desenlace los cambios de tiempo constantes me marearon un poco, pero creo haber entendido cómo termino. No fue la gran cosa. Para estar todo un libro esperando por ese final, deseaba que sucediera algo más, y no ocurre. En resumen, un fiasco, de principio a fin. 

Una lectura confusa, con una historia algo simple, personajes desagradables y una resolución vacía. Que en general, resulta ser una pérdida de tiempo, y no se la recomendaría a nadie.

Y mi vida entera se convirtió desde entonces en una ilusión, en una quimera. En la búsqueda perpetua de una imagen de invulnerabilidad y poder que me hiciera intocable, perfecto, inhumano. Siendo víctima de mí mismo, me convertí en verdugo. Primero Susana, después Wences. Mañana tú. Yo, siempre.

domingo, 22 de mayo de 2016

Música: En vivo (2): Love today

Aquí será el lugar para traer a variados artistas cantando sus canciones frente a un público, como dice el nombre, en vivo. Al igual que todas las secciones de música, el objetivo es compartir y pasar el rato con un arte tan maravilloso y por suerte expandido como lo es la música.


LOVE TODAY (MIKA)

Recuerdo que por allá en el 2009 Mika comenzó a hacerse bastante popular, y sus canciones más famosas (Grace Kelly, Love today y Relax, take it easy) me gustaban mucho. 

Pero lo olvidé completamente hasta que salió Popular song, en el 2013, y aunque esta canción me gustó, no volví a escucharlo asiduamente hasta hace un par de semanas. No sé por qué fue que me acordé de él, pero se me dio por escucharlo y me di cuenta de que me encantaba demasiado. Y llevo estas dos últimas semanas escuchando casi exclusivamente sus canciones. Ya se ha posicionado entre mis cantantes favoritos, y dudo que vuelva a salir de ahí, por lo que quería compartirles un poco de él.

Pero en fin, elegí esta presentación en vivo porque quería traer al blog algo de esa época donde lo conocí, y esta en particular me gusta bastante. Seguramente, en las demás secciones de música aparezca más adelante con sus canciones nuevas.

Por ahora, espero que disfruten de esta:


sábado, 21 de mayo de 2016

Reseña: DeIz

Título: DeIz.
Título original: DeIz.
Idioma original: Inglés.
Creador/Desarrolladores: Mike Inel.
Género: Novela visual, romance, drama, comedia.
Plataformas: PC
Modo de juego: Un jugador.
Año: 2011.
País: Filipinas.
Esta es una novela visual corta más, trata sobre un chico de secundaria que ha admirado a una directora de cine que asiste en su misma escuela. El juego consiste en que hoy es el día de todas las oportunidades. ¿Te confesarás a la directora? ¿Te quedarás con alguien más? ¿O simplemente quedarás solo? Hoy es el día de oro y solamente tú puedes cambiar el destino de este chico.

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de meterme en el mundo de las novelas visuales, puesto que desde que las conocí me han despertado el interés. Por fin, decidí dejar de retrasarlo y ponerme a jugar alguna, eligiendo esta por simple azar.

La historia de este juego resulta bastante típica en un principio, sin embargo algunos de sus finales distan mucho de ser comunes. De cualquier forma, la trama no me convenció. No se me hizo creíble, tanto por la historia, que incluso con su simpleza tiene pequeños fallos, como por algunos finales extraños y actitudes de los personajes en ciertas circunstancias.

Los personajes en su mayoría me gustaron. Hay una buena cantidad y todos guardan secretos interesantes, unos más que otros, por supuesto. Los amigos del protagonista me agradaron bastante, ya que fueron los que más le aportaron diversión al juego, a mi parecer. No obstante, ninguno de ellos consiguió llegar a encantarme. En general, en las novelas visuales es difícil crear personajes profundos y con buen desarrollo, pero dentro de todo estuvieron bien.

Uno de mis puntos favoritos fue la variedad y cantidad de finales, es una buena y entretenida manera de conocer distintas facetas de los personajes y ver cómo reaccionan ante diversas situaciones. Aquí hay de todo, desde unos finales normales, o con drama y romance, hasta otros verdaderamente extraños. Estos últimos le sumaron unas cuantas sorpresas al juego que no se esperaban, al menos yo creí que sería mucho más tranquilo. Por esto mismo, lograron que no fuera tan predecible y le sumaron originalidad. Por dar un ejemplo, el final bueno con la “chica de pelo negro” se me hizo realmente original e interesante.

Tal vez por mi nula experiencia con este género de juegos, se me hizo algo pesado tener que estar repitiendo la trama tantas veces para variar las respuestas e intentar conseguir los diferentes finales, a pesar del buen sistema de guardado que posee (el cual, por cierto, se me hizo muy útil). No obstante, esto es algo típico de las novelas visuales y una vez que te acostumbras, el encontrar diferentes respuestas y finales es suficiente recompensa para seguir jugándolo. 

Me encantó que tuviera una galería para poder ir viendo todas las imágenes que se desbloquean con los diferentes finales, y sin duda el material extra me gustó mucho también. Me pareció un bonito toque que se haya añadido, pues allí se notaba el arduo trabajo que realizó su creador para poder entregarnos este juego.

El diseño de personajes me agradó, tanto en sus diferentes expresiones durante los diálogos como en las imágenes estáticas. Si bien es un poco simple, le queda correcto para el tipo de historia que plantea. Asimismo, los fondos no están nada mal tampoco, para haberlos creado el mismo autor me parecen impresionantes. Sin embargo, he de mencionar que se notan demasiado computarizadas, sobre todo en comparación con el dibujo de los personajes (aunque lo que se explica en el material extra hace que esto tenga sentido). 

Por otra parte, la falta de música y diálogos hablados se hace notar. Sobre todo la música, habría sido un bonito detalle para darle mayor ambientación a las escenas y meternos más en la historia. De cualquier manera, no es indispensable, se puede disfrutar igualmente.

La traducción me molestó un poco, aunque sé que eso no tiene nada que ver directamente con el juego original. A pesar del leve disgusto mientras lo jugaba, en verdad termino siendo muy conformista con estas traducciones, ya que hay que valorar el trabajo y tiempo que gastaron para traernos esta clase de juegos en español, que hay poquitos.

En fin, por suerte y por asombro, me gustó bastante más de lo que esperaba. Un admirable trabajo por parte del creador, que se me hizo muy interesante; la historia principal tal vez no tanto, pero los diferentes finales me consiguieron divertir y sorprender gratamente. Así que, si bien no es una obra maestra, está muy bien.

Un juego que pese a su apariencia simple, llega a ser bastante entretenido. Sus diferentes y variados finales hacen valer el tiempo que pasemos jugándolo. A la historia y a los personajes les falta para llegar a un buen nivel, pero globalmente creo que vale la pena probarlo sin grandes expectativas. 

martes, 10 de mayo de 2016

Tops: 10 animes favoritos de la infancia

En esta sección encontrarán varias listas de "mejores" o "peores" que puede ser tanto de obras como de personajes o autores. El objetivo es que además de conocer mi opinión, puedan compartir la suya y de esta manera, dejar recomendaciones para otros. 


Antes de empezar con el top, aclaro que con "infancia" me refiero a la etapa de los 9 años para abajo, ya de 10 para arriba lo tomaría como adolescencia (y preadolescencia), y puede que haga un top para ese periodo más adelante. También les comento que están ordenados de menor a mayor favoritismo.


10:
B'T X
Sinceramente, no tengo demasiados recuerdos de esta serie. No puedo ni de cerca decir cómo se llamaban los personajes, ni de qué iba la historia (aunque obviamente es de mechas), lo único que sé es que me encantaba y tengo muchas ganas de volverla a ver. También de este estilo recuerdo levemente a Zoids y a Gundam Wing, pero dado que esas dos las tengo aún más olvidadas, he decidido colocar a B't X; aunque están muy parejas, las tres me gustaban mucho.


9:
SLAM DUNK
Con esta por desgracia me sucede lo mismo que con la anterior, no puedo recordar casi nada. Pero sé que la adoraba mucho, me acuerdo de preguntarle a mis padres cosas respecto a las reglas del básquetbol, y pensar seriamente en anotarme en algún lugar para practicarlo, así de obsesionada estaba.


8:
YU YU HAKUSHO 
Casi me olvido de agregar este anime, lo recordé, por suerte, porque de casualidad lo vi mencionado en un video. Me habría sentido horrible si lo dejaba fuera. Por fin, a partir de este ya tengo más frescas las historias y los personajes. Yu Yu Hakusho me fascinaba, las tramas con peleas y demonios siempre me han gustado, sumado a que sus personajes me encantaban, y su buen humor contribuía mucho. Y si no recuerdo mal, es de las pocas que he llegado a ver el final cuando era niña.


7:
SUPERCAMPEONES (Capitán Tsubasa)
Otro anime que me dejó muy obsesionada con el deporte en el que se centra. En este caso, sí llegué a anotarme y a ir a prácticas de fútbol un par de veces, hasta que recordé que lo mío no son los deportes. Pero en fin, me fascinaba y aunque se pasaban quién sabe cuántos capítulos en un solo partido, yo era infinitamente feliz viéndolo. 


6:
SAKURA CARDCAPTORS
El único shoujo de la lista, y es que yo siempre he sido más de shounen, pero a Sakura no se le puede resistir. Amaba a los personajes, la trama, todo. Tengo pendiente leerme el manga y volverla a ver porque seguro que me encantará de nuevo.


5:
LOS CABALLEROS DEL ZODIACO (Saint Seiya)
El nivel de obsesión a medida que avanza la lista es descomunal, y da igual lo que escriba, que no se van a hacer una idea de cuánto amaba yo a estos animes. Saint Seiya me despertaba muchas emociones, sufría horrible con el temor de que alguno muriera. Y como anécdota, recuerdo que me encantaba un personaje que había sido criado por lobos (Fenrir) y cuando iba a la casa de mi hermano jugaba a que tenía una manada de lobos como él xD


4:
SAMURAI X (Rurouni Kenshin)
Uf, Kenshin. Otro de los que me hacían sufrir horrible, aunque aquí creo que había más momentos de comedia, pero igual, cuando se ponían serios lo pasaba llena de tensión. Aunque los amaba, incluso los villanos me fascinaba de lo bien construidos que estaban. 


3:
POKÉMON
¿Qué decir de Pokémon? Prácticamente todo el mundo lo ha visto aunque sea una vez. Y ya entramos en el top 3 de mis animes favoritos de todos los tiempos, porque sí, Pokémon siempre será de mis favoritos a pesar de todo. Puede que sea repetitiva, y sobre todo ahora con no sé cuántas temporadas, pero a mí me encantaba. Tanto que recuerdo que uno de mis regalos de navidad favoritos de todos los tiempos fue un peluche de Pikachu, el que aun tengo aquí cuidando de mi estantería~


2:
DRAGON BALL / DRAGON BALL Z
Y llegamos al terreno pesado. Dragon ball está a nada de ser mi anime favorito, pero se queda en el segundo lugar tal vez porque no es tan equilibrada en géneros y se centra mucho más en las batallas. Pero eso da igual, lo amo. La historia me fascina, y los personajes aun más. El año pasado comencé a leer el manga y me vi de nuevo Dragon ball (no DBZ), disfrutándolo otra vez muchísimo. Y no hay mucho más para decir, me encanta ahora y me encantaba de niña.


1:
INUYASHA
Y este es mi anime favorito de todos. Da igual cuántos vea, da igual que haya otros de mejor calidad, el lugar que tiene Inuyasha en mi corazón es irremplazable. Creo que tiene las dosis exactas de todo lo que me gusta: acción, monstruos (tanto de forma humana como no), romance, comedia, espadas, híbridos humano-animal, algo de escolar, historia de venganza y traición... De todo. Además, los personajes me encantan muchísimo, la gran variedad y las personalidades. También el diseño, la música, es simplemente perfecto para mí. No puedo encontrarle nada que me disguste, así que por eso, es mi anime favorito de la infancia y de toda mi vida. 


¿Qué hay de ustedes? ¿Coinciden en alguno, o tienen una lista completamente diferente? He de decir que algunos que no están en mi lista como Digimon, Sailor moon o Shaman King, es porque no los llegué a ver, ya sea porque no los pasaban a un horario que estuviera viendo la tele, o los pasaban en algún canal que no miraba. O también puede pasar como el caso de Ranma 1/2, que lo vi ya algo más grande. Pero bueno, me encantaría saber cuales son sus animes favoritos de la infancia, espero me los digan en los comentarios. ¡Un saludo enorme, y que pasen un buen día!