martes, 26 de enero de 2016

Reseña: Sickness unto death

Título original: Shi ni Itaru Yamai.
Título en español: Enfermedad hasta la muerte.
Autor: Hikaru Asada (historia) y Takahiro Seguchi (ilustraciones).
Año: 2010.
Tomos: 2.
Demografía/Género: Seinen, drama, romance, psicológico, tragedia.
Anime/película: No.


Esta es la misteriosa historia de la primera paciente de Futaba Kazuma. A los 18 años, Futaba Kazuma fue a la escuela para obtener su título profesional en psicología clínica. Mientras asistía a la escuela, él sube a una mansión espeluznante, que incluso tiene un mayordomo. También vive allí una extraña joven llamada Emiru. Ella sufre de una enfermedad terminal del corazón: desesperación. Este problema psicológico profundo tiene efectos físicos misteriosos tales como: su cabello se ha vuelto blanco, la temperatura de su cuerpo es muy por debajo de lo normal, y su presión arterial también es extraña. No hay psicólogos o consejeros que hayan sido capaces de ayudar a curarla de este problema. ¿Será Kazuma capaz de determinar la causa de la desesperación de Emiru y salvarla antes de que sea demasiado tarde?

Este manga fue de esos que si bien no se quedan en la memoria, mientras lo lees se disfrutan. Como la mayoría de veces, comencé a leerlo sin tener demasiada idea de lo que iba, pero rápidamente te centra en la temática a tratar.

La trama se me hizo muy atrayente desde el principio. Las historias que incluyen psicología parecen perseguirme últimamente, aunque no me molesta para nada. En este caso todo gira alrededor del protagonista, un estudiante de psicología, y su primer paciente, que a su vez fue su primer amor. Si bien puede parecer algo simple dicho de esta forma, está suficientemente trabajado. 

Posee un misterio muy bien llevado, que nos mantiene al pendiente para descubrir lo que ocurre con Emiru y sobre todo por qué sucede. Junto al protagonista nos enteraremos poco a poco de los secretos que rodean a ese intrigante personaje. Este es uno de los grandes puntos fuertes en la historia, puesto que no es algo para nada típico o predecible y el drama que lo rodea está muy bien planteado.

Emiru es un personaje excelentemente construido. El ahondar tanto en sus problemas la hace sentir bastante real, y sumado a los sentimientos que profesa el protagonista por ella la pueden hacer muy entrañable. Es el centro de toda la historia.

El protagonista por otro lado, si bien no tiene tanto desarrollo, es también un personaje que no cae en lo trillado y muestra sus sentimientos de una manera realista. No es simplemente un recurso para conocer a Emiru, sino que atraviesa sus propios problemas como miedo, desesperación, etc.

No hay otros personajes destacables además de ellos, pero no se echan en falta. La historia me pareció correcta así como está. Emiru tiene suficiente para dar y convertir a este manga en algo ameno.

El romance también está bien construido. Si bien no es lo principal de esta historia, tiene relativa importancia y la forma en que progresa es acertada, con un ritmo lento pero a la vez constante. Es un buen camino para dejarnos ver cómo progresan y de qué forma afecta esta relación a cada uno de los protagonistas. Consigue que lo sucedido en el final sea coherente con la trama. Aunque debo añadir que las escenas de sexo las sentí algo desubicadas, sin embargo no molestan demasiado.

Como mencioné anteriormente, llega a ser muy impredecible. Por momentos hasta nos hace dudar si se trata de un problema paranormal o psicológico. Al final, la historia detrás de todo el misterio es sorprendente y hasta conmovedora. No obstante, pese a esto y a la buena creación de personajes, no te llega a adentrar tanto como sería conveniente.

Aunque es cierto que por momentos puede ser confusa la situación, se termina entendiendo por completo. Y a pesar de poseer cambios de tiempo, entre el presente y el pasado recordado por el protagonista, esto se logra comprender bien y distinguir uno de otro sin problemas.

En cuanto al dibujo, aunque es bonito y va bien con el estilo del manga, no es algo que me haya fascinado. Me precio correcto y creó un ambiente acertado, pese a que no es de los que te deslumbran visualmente. Los diálogos estuvieron muy bien, entretenidos y sin que los términos médicos sean apabullantes, por lo que no resulta pesado.

El final me pareció correcto y apropiado para lo que se venía viendo, pero sin mayor destaque. Me quedé con algunas mínimas dudas pero en general fue una buena resolución. 

Con sus dos interesantes protagonistas este manga consigue contarnos una historia intrigante que podrá mantenernos al pendiente de lo que ocurrirá. Entretenido, pero que no llega a atrapar del todo.

6 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Pues no lo conocía, pero siendo solo dos tomitos, quizás lo tenga en cuenta, que no pinta tan mal :)

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues, si lo pruebas, ojalá que te guste :) Un beso, gracias por comentar~

      Eliminar
  2. No lo conocía para nada, y parece tener su punto (así distinto del resto). Por el momento estoy leyendo los de Magi, me tiene bastante enganchada, pero esta no sería una mala opción para hacer un descanso metal (cortito en cuanto a tomos)
    Gracias por la reseña!

    besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por comentar!

      Magi me gustaría probarlo algún día, a pesar de que no es de los que más me llaman, he visto muy buenas opiniones sobre él. Y respecto a Sickness unto death, como dices, al ser cortito no viene mal para distenderse un poco, aunque tal vez por su trama no sea de lo mejor para eso xD Aun así, puede que te entretenga si lo decides probar, ¡saludos y suerte!

      Eliminar
  3. No sé, creo que esta vez paso de este manga, aunque sea corto no parece mi tipo de historia, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor leer lo que una sabe que le gusta que meterse con algo que luego te aburre o simplemente no te entretiene. Sabia decisión (?) jajaja ¡Saludos!

      Eliminar

Deja tu marca