viernes, 30 de marzo de 2018

Reseña: Mamacolle

Título original: Mamakore.
Título en español: Mamacolle.
Autor: Ema Tooyama.
Año: 2006.
Tomos: 4.
Demografía/Género: Shoujo, comedia, romance, fantasía, vida escolar, drama.
Anime/película: No.

Tamae es una chica de secundaria baja y hay una cosa que es lo que más desea tener: un bebé. Pero no un hijo, sino a la nueva mascota que se ha descubierto llamada «bebé». Son cariñosos, blanditos, redondos y hasta entienden el idioma humano aunque no lo hablan.

Todos en su colegio tienen uno menos ella y su compañero de clases Yousuke, el cual está muy enamorado de ella aunque Tamae no se da cuenta. Un día se encuentra a tres «bebés» en un río y decide adoptarlos, pero estos bebés tienen algo peculiar... ¿Qué ocurrirá con ellos?

Debo decir que no esperaba gran cosa con este manga, dado que solo quería algo ligerito, que me divirtiera y ya, y ciertamente eso es justo con lo que te encuentras en Mamacolle.

La trama es, a grandes rasgos, simple. Lo de estas pequeñas mascotas llamadas «bebés» me pareció curioso y podría haberse desarrollado mejor, pero fueron por el camino sencillo. De cualquier forma, no estuvo mal, sin embargo ya que no quisieron arriesgarse con la historia de los bebés, terminé disfrutando más del romance y los momentos de amistad entre el grupo de personajes principales.

Ellos resultan agradables y divertidos, lo que por supuesto le viene muy bien al manga, pero no destacan. No se profundiza en ninguno y no se los llega a conocer realmente, más allá de lo superficial. Por lo tanto, resultan muy planos y poco llamativos. Básicos, en resumen. Y como no se conecta con ellos, en algunas ocasiones lo que les sucede puede llegar a ser irrelevante para el lector.

Los protagonistas son bastante típicos de este tipo de obra, y por ello, aunque no resaltan, tampoco quedan mal. Ambos son extremadamente buenos, que se esfuerzan por ayudar a los demás pero que en realidad no tiene algo que los caracterice o los vuelva interesantes. El resto del elenco de personajes no aportan elementos individualmente, no obstante, como conjunto le suman humor y esos momentos de amistad que mencioné antes, bastante bonitos para la historia.

El antagonista sin embargo fue muy pobre cumpliendo su rol, aunque tuvo sus momentos de comedia igualmente. Los problemas que surgían eran simples y se solucionaban rápidamente, haciéndolo también una lectura ágil pero poco emocionante.

El desarrollo del romance estuvo correcto, a un buen ritmo y mezclado con otros asuntos, justo como a mí me gusta. Y fue bien complementado con la amistad mostrada tanto en el grupo de amigos como con los pequeños bebés. Y respecto al humor, lo lleva muy bien, tiene algunas ocasiones en que no funciona, no obstante en general quedé satisfecha con respecto a la comedia planteada.

En varias ocasiones descarrila en cuanto al realismo, sobre todo con el antagonista y el final. Parece como si se quisiera ir a lo simple evitando crear situaciones más complejas para seguir avanzando, o explicar mejor lo que necesita para desarrollar el problema principal. Este aspecto, sumado a sus personajes e historia simple hacen que no termines de adentrarte en la historia. Y por tanto, el poco drama que posee no tiene el efecto deseado, pese a que de cualquier forma no se centra para nada en él. En realidad, aunque entretiene y puede divertir, lo considero un manga bastante infantil, que posiblemente disfruten más los niños o preadolescentes.

Respecto al dibujo, es el típico de los shoujo, con los ojos extremadamente grandes, nariz casi inexistente y demasiadas líneas en el cabello. No es un estilo que me guste especialmente —sobre todo aquí, que se exageró mucho—, pues me parece demasiado aniñado, pero es bonito y va bien con este tipo de historias. Los fondos no son especialmente cuidados, suelen ser simples o utilizar algún diseños con estrellas o similar. Sin embargo, lo que no me agradó de esto fue que en ocasiones las páginas estaban un tanto recargadas de viñetas, decoraciones y diálogos, haciendo que fuese algo confusa la lectura. Por otra parte, el diseño de personaje tampoco fue muy audaz. Todos eran bastante similares, y en ocasiones si dos personajes llevaban cabello similar se podían confundir fácilmente.

En cuanto al final, sinceramente me decepcionó. Pues esperaba una explicación para cierto tema misterioso que se conoce desde el primer tomo, y aunque se lo soluciona, realmente no se aclara por qué sucedía. De cualquier forma, por el resto está adecuado, y es una buena resolución para los demás temas. 

En general es un manga agradable de leer, con sus momentos divertidos y tiernos, pero que no sobresale del resto y termina siendo fácil de olvidar. 

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca