sábado, 20 de julio de 2013

Reseña: Caminos del destino

Título: Caminos del destino.
Título original: Caminos del destino.
Idioma original: Español.
Autor: Antoni Tresserras.
Páginas: 242.
Editorial: InnovaLibros.
Año de esta edición: 2011.
Encuadernación: Tapa blanda.
Saga: #1 Saga Caminos del destino. 
Toni es un joven que intenta sobrellevar las continuas discusiones entre sus padres y el alcoholismo de su madre. Pronto tendrá que afrontar la muerte de Sofía, su amiga y la única persona que parecía entenderle.

Esta adolescencia traumática, cargada de dolor y frustración, le abrirá las puertas del cosmos, y descubrirá que las capacidades humanas se alejan de los límites que nos hemos impuesto, y que existen energías y fuerzas que desconocemos.

No obstante, nada es casual: Toni, sublimado en Leviathan, tendrá que valerse de ellas para luchar por un destino del que depende todo: el suyo, el destino del Elegido.

Cuando lo empecé, estaba entusiasmada. Sin embargo, mi entusiasmo se fue antes del primer capítulo. 

Debo decir que la historia no está mal. El autor tiene una buena imaginación y habría sido un muy buen libro, si se hubiera tomado desde otra perspectiva. Se abusó de las peleas, sangre y llanto. De verdad, prácticamente todo el libro los personajes se la pasaban llorando, peleando y/o desangrándose/muriendo. Siendo sincera, sentí como si estuviera leyendo una serie como Dragon Ball pero con peores personajes. Y resultaba cansador, porque para ver en pantalla está bien, pero leerlo es otra cosa. Muchas veces se me quitaban las ganas de continuar con la lectura.

El estilo de escritura teatral (colocar el nombre del personaje y luego el dialogo dicho por este), fue algo que me incomodó al principio, aunque con el avanzar de la historia podría decirse que lo fui obviando, y no me resultó tan molesto.

Las descripciones al comienzo no me llamaron la atención, sin embargo con el transcurso de la trama pude notar que estaban bastante bien, lograbas imaginarte correctamente el extraño aspecto de los personajes y sus raras transformaciones, o las extensas escenas de batallas. También logra crear eficientemente grandes paisajes. Por lo que las descripciones, en la mayor parte del libro, me gustaron. Y por el contrario, los diálogos en un principio se me hicieron aceptables, pero al ir avanzando me empezaron a parecer absurdos y que intentaban generar humor sin lograrlo.

Los personajes son poco creíbles, irreales. Pasan de estar riendo a llorar en prácticamente un párrafo. Ninguno me llegó a agradar por completo, a decir verdad, la única que me pareció más o menos competente fue Vephar. El protagonista me producía ganas de golpearlo la mayoría del tiempo, sobre todo por el hecho de que se pasa besando primero a una Atrox, luego a la otra y a otra más, y así. Incluso cuando formaliza su relación con una de ellas, por supuesto, eso no lo detiene de complacer a todas las demás.

Tiene momentos en que la intriga está bien manejada, y ocurren cosas que de verdad no te las esperas. Aunque desafortunadamente, no todas son acordes a la relativa coherencia que debería tener un personaje.

Lo que más le hace falta al autor es poder desarrollar mejor sus personajes y sobre todo, sus sentimientos. Sin duda esa fue su gran falta aquí. Las “historias de amor” terminaron siendo algo extraño que parecía más relleno que otra cosa. Y el hecho de que yo no me pudiera encariñar con ningún personaje (con lo fácil que soy yo para eso) es porque definitivamente algo mal iba ahí.

En el final, guardaba la esperanza que sucediera algún milagro y el libro, con un buen remate, no me terminara pareciendo tan mal. Pero no fue el caso, el final fue lo peor de todo. Increíble y absurdamente forzado para que concluyera todo bien. Yo ya no sabía si reír o llorar.

No es un libro que recomendaría. Es una pena, porque aunque la historia no esta mal, los personajes y tanto exceso de peleas, convierten a este libro en sumamente aburrido.

Vephar: El Elegido... ¿Qué es el Elegido? El Elegido es un ser que no se basa en una fuerza descomunal, sino en la fuerza de su corazón, en el poder de la amistad. Ese amor que siente por los demás fluye dentro de él, y lo usa en beneficio propio. De ahí el enorme poder que surge. Cuanto más sientas por tus amigos, cuanto más sufras, cuanto más quieras... más poderoso serás. El Elegido no es fuerza, sino respeto, amor, amistad y pureza.

1 comentario:

  1. No conocia el libro, aunque por tu reseña creo que no me pierdo de nada xD
    Besos!

    ResponderEliminar

Deja tu marca