jueves, 6 de febrero de 2014

Reseña: Una noche tormentosa

Título: Una noche tormentosa.
Título original: Arashi No Yoru Ni.
Idioma original: Japonés.
Director: 
Gisaburō Sugii.
Género: Aventura, comedia, drama.
Año: 2005.
País: Japón.
Duración: 1:47 hs.








Gabu y Mei, un lobo y una cabra, se convierten en amigos, en contra de los dictados de la naturaleza. Mientras Gabu vive atormentado por sus instintos asesinos, la cercanía de Mei no hace más que agravar sus problemas. 

Tanto el rebaño de Mei, como la manada de Gabu, les obligan a alejarse de sus respectivas familias; la proximidad de ambos no es bien acogida por ninguna de las especies.

Esperaba bastante más de esta película. Que aunque no resulta mala ni nada parecido, tampoco me pareció maravillosa como pensé que sería.

Empezando por la trama, que es muy común, sobretodo en películas animadas como esta. Tiene muchos clichés y es muy predecible a cada momento. Me pareció muy absurdo que utilizaran un recurso al final que, como si no estuviera ya tan gastado por las series, dramas o telenovelas como para que también lo usen en películas animadas. 

El dibujo me decepcionó un poco. Esperaba un dibujo más tierno, como el de anime, y me encontré con algo diferente. Tampoco me pareció feo, las cabras son super lindas, y además va con las grandes dosis de humor que posee la película. Lo que si note que me llamaron la atención fue la "iluminación" que logran, dándole un muy buen clima a ciertas escenas, y los paisajes, hay varios que realmente dan gusto de ver. 

Los personajes están bien, no me causaron tanto impacto como para encariñarme mucho con ellos, pero si agradan. Por su simpleza e inocencia terminan gustando, los protagonistas son bastante carismáticos. Pero se me hicieron típicos, y un poco absurdo el poder de su amistad, sobretodo en el caso de Mei, ya que con el pasado que tenía, y los buenos amigos que poseía en su rebaño, fue extraño su asombroso apego por Gabu. Pero entiendo también que es una forma de reforzar el mensaje de la amistad que se intenta transmitir. 

En cuanto al humor, está muy bien. Me gustó bastante en ese aspecto. Por otro lado, los momentos tristes no lograron conmoverme. Pero si me pareció tierna en algunas partes. 

La música es estupenda, me encantó como con suma sutileza lograban darle una mejor ambientación con ella a las escenas. Quedé conforme con los diferentes escenarios que se presentaban, lograba hacer más dinámica la trama. Que a pesar de lo predecible, nunca se me hizo aburrida. Cumple con el objetivo de entretener. Los diálogos me parecieron algo infantiles, pero que van con la historia, por supuesto.

Supongo que para los niños no está mal, a pesar de que en la primera parte hay una escena un poquitín gore para ellos, en mi opinión. Aunque para lo que la mayoría ve no es mucho, incluso yo, que a los 5 años miraba Inuyasha o Dragon Ball Z jajaja. 

Es una película linda, tierna y divertida. Pero no se puede esperar mucho más. Otra de estas que se quedan en el olvido a pesar de que disfrutas mientras las miras.

—Pero ahora mismo, antes que la carne de cabra, prefiero a la cabra en sí.

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca