miércoles, 10 de diciembre de 2014

Reseña: Recién casados

Título: Recién casados.
Título original: Just Married.
Idioma original: Inglés.
Director: 
Shawn Levy.
Actores principales: Ashton Kutcher, Brittany Murphy y Christian Kane.
Género: Comedia y romance.
Año: 2003.
País: Estados Unidos.
Duración: 1:34 hs.
Aunque pertenecen a mundos muy diferentes, Tom (Ashton Kutcher) y Sarah (Brittany Murphy) se aman. Él trabaja en un programa de radio nocturno y le apasionan los deportes; ella es una escritora de elegantes modales que pertenece a una adinerada familia de Beverly Hills. A pesar de la oposición de la familia y del antiguo novio de Sarah, deciden casarse. La luna de miel en Venecia, sin embargo, pronto se convierte en un desastre.

Esta es una de esas películas que ves de pasada en la tele, y te quedas mirando vaya a saber por qué. En mi caso, puede ser porque Ashton tiene algunas películas que me gustan, pero esta no entra en la lista.

La idea es típica, tópicos a diestra y siniestra. Predecible a más no poder. Incluso la forma de presentar, comenzando por el pasado y recapitulando todo lo sucedido es bastante común en tramas de este estilo. 

Los personajes son muy estúpidos. Y es que no hay forma de llamarlos de otro modo: son estúpidos. Esto no ayuda para que puedas encariñarte con ellos, o algo por el estilo, que a veces sucede y por lo menos, se vuelva un poco más interesante. Los dos protagonistas me daban ganas de golpearlos cada dos por tres, sobre todo Tom, el personaje de Ashton, aunque el de Brittany tampoco se queda atrás. Y no hace falta aclarar que también son unos típicos personajes de este tipo de comedia romántica. 

Ciertamente, además de ellos dos no resalta ningún otro personaje, incluso Peter (ex novio de Sarah), que es el secundario que más aparece, no aporta nada interesante. Así que en cuanto a personajes, super floja. 

La relación amorosa no me la creí. Esta mal desarrollada, y el inicio es demasiado apresurado, lo que hace que durante toda la película termine por resultarme falsa. Y esto, por supuesto, le quita lo tierno a los momentos que requieren que te lo creas. 

Respecto a las actuaciones, lo vi bastante bien. Las peleas me convencieron, la química entre ellos era buena, y crearon ese par de idiotas personajes bastante bien. Tampoco es una actuación grandiosa (esta clase de película no la requiere), pero la llevaron bien, a mi entender. 

Música, diálogos y demás, de nuevo, hiper flojo. Es difícil rescatar frases interesantes del guión, y las que hay, son de las típicas de estilo "El verdadero amor puede vencerlo todo" así que tampoco aportan nada. Tal vez lo que tiene son muy bellos paisajes. El escenario esta bien construido y va variando bastante en el transcurro de la historia, en cuanto a eso esta bien. Pero claro, no alcanza. 

Divertida es, a decir verdad. Pero tampoco es que te saque carcajadas a cada rato, son contadas las veces que lo logra. Tiene un humor muy "adolescente idiota" como lo llamo yo, y a mí esa clase de humor no me va mucho. 

El final, como ya dije, es predecible. Sinceramente, no es una película que recomendaría, para nada. No esta del todo mal, puedes divertirte un poco, pero no se puede buscar nada más en ella. 

Es una película típica, de estas comedias románticas que se ven por todos lados. Que no innova nada pero tampoco resulta espantosamente mala. ¿Divierte? Sí, pero seguro que se puede encontrar algo mejor. 

—La mayoría de días tu madre y yo nos queríamos, pero otros teníamos que trabajárnoslo. Jamás se distinguen los días difíciles en un álbum de fotos, sin embargo son los que nos permiten ir de una foto feliz a la siguiente.

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca