martes, 1 de marzo de 2016

Reseña: Dragon Ball: La leyenda de Shenlong

Título: Dragon Ball: La leyenda de Shenlong.
Título original: Doragon Boru Shenron no Densetsu.
Idioma original: Japonés.
Director: Daisuke Nishio.
Género: Aventura, acción, fantasía.
Año: 1987.
País: Japón.
Duración: 0:50 hs.
Cuenta la leyenda que hay siete esferas de dragón esparcidas por toda la Tierra. Aquél que logre juntarlas podrá invocar al dragón Shenlong, el cual es capaz de cumplir cualquier deseo. Sabiendo esto, una joven llamada Bulma construye un radar y se dedica a reunirlas. Una de ellas la tiene Son Goku, un niño extremadamente fuerte que decide acompañarla. Sin embargo, el viaje estará plagado de peligros debido a que se enfrentarán al ladrón del desierto, Yamcha, al cerdo transformista Oolong, y a todo el ejército del malvado Rey Gourmet, quien también busca adueñarse de las esferas del dragón.

Dado que he terminado de mirar ya hace un tiempo Dragon ball una vez más, me decidí por abarcarlo todo y ver también las películas. Voy a ir en orden, como me gusta, así que aquí va la primera.

La trama en este caso es bastante similar a la primera parte de la serie, obviamente muy concentrada y variando unas cuantas cosas. En lo personal, no me suelen gustar mucho las películas que en vez de añadir algo nuevo a la franquicia, muestran una variación de lo que ya estaba hecho. Menos aun cuando este cambio no innova.

La selección de momentos memorables que incluyeron fue muy correcta, aunque la forma en la que los personajes se conocían era casi idéntica a la original, la novedad la aportaron los villanos. Si bien no me pareció una mala película, ya que se puede disfrutar, sí fue innecesaria. Una forma más de explotar esta saga ya exprimida hasta el cansancio y eso que estos apenas eran los inicios.

Los personajes mantienen las personalidades conocidas, aunque al ir de forma apresurada, las relaciones se sienten algo más forzadas. De cualquier manera, al mantener el carisma típico de ellos, hace que sea igualmente entretenido como cualquiera de los capítulos de la serie. Y en realidad se pasa tan rápido como si se tratara de un episodio más. Además, conserva los recursos humorísticos tan característicos del anime y funcionan, a pesar de que no los hay demasiados.

Sentí que le faltó mayor cantidad y sobre todo calidad en las escenas de combates, para tratarse de Dragon ball. Habían unas cuantas, pero o bien eran muy simples o terminaban siendo interrumpidas. Lo que más se puede ver, al haber tantos personajes y tratarse de una película tan corta, es como estos se conocen.

Los villanos no consiguen destacar mucho, sin embargo me pareció acertado sumarle algo nuevo a la trama. Estos personajes se adaptan bien dentro del universo creado, pese a que no resaltan en lo absoluto al quedar opacados totalmente por los personajes que ya se conocen.

Con respecto a la animación, pensaba que por tratarse de una película sería algo mejor que la del anime, pero es, al menos desde mi punto de vista, básicamente la misma. Para la época estaba bien, y aunque ahora se ve muy antigua, en lo personal no me molesta.

Por el lado de la musicalidad, mantuvieron la misma, que en realidad funciona y ya está asociada de manera muy fuerte con Dragon ball. Y en cuanto al guion, no es muy bueno, sin embargo esto ya es una marca de la serie.

Considero que para los que nunca han visto nada sobre la franquicia difíciles de encontrar, pero debe de haberlos, esta película no está nada mal para conocer de forma rápida y un poco distinta los comienzos. Y para los fans que ya la tienen bien vista, aun así podrán disfrutarla por el agregado de la nostalgia y por mantenerse fiel a las características del principio.

El final me resultó bastante predecible, dado que fue prácticamente igual a lo que se puede ver en la serie, y por sí solo de cualquier forma se puede anticipar el desenlace. Como dije antes, me quedé con ganas de algo más de batallas, y en la resolución habría sido el lugar mas indicado. Aun así tiene escenas interesantes y en fin, termina correctamente. 

La historia logra entretener, principalmente por conservar la esencia de Dragon ball, aunque por desgracia resulta repetitiva y para nada memorable. Los personajes se mantienen iguales y le dan vida a la trama, pero su falta de innovación y villanos tan olvidables evitan que destaque.

—¿No crees que los deseos se cumplen gracias a que los amigos unen sus fuerzas? Eso sucede en cualquier parte del mundo. 

2 comentarios:

  1. He visto bastantes capitulos de Dragn Ball y me gustaron, así que creo que antes me miraría el anime que la película :)
    Gracias por la reseña!

    besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y harías muy bien con eso xD ¡Saludos, gracias por comentar!

      Eliminar

Deja tu marca