miércoles, 2 de marzo de 2016

Reseña: Mega Bomberman

Título: Mega Bomberman.
Título original: Mega Bomberman/ Bomberman '94.
Idioma original: Japonés.
Creador/Desarrolladores: Hudson Soft y Westone.
Género: Acción.
Plataformas: PC Engine, Wii, PS3, PSP, Sega Mega Drive
Modo de juego: Un jugador, multijugador (hasta 4).
Año: 1994 (1993 en Japón).
País: Japón.
En el planeta Bomber hay cinco espíritus que mantienen el equilibrio de este. Un día un cometa se acercó al planeta Bomber, en su interior transportaba al malvado Bagulaa. Las imágenes que contenían la fuente del poder mágico de los espíritus fueron destruidas lo que causó el desequilibrio del planeta Bomber y su división en cinco partes. 

Una vez más Bomberman llega y recuperará las piezas de las imágenes de los dioses. 

Un juego que disfruté mucho cuando era niña, y del que guardaba un buen recuerdo. No he probado ningún otro Bomberman hasta el momento seguramente debería hacerlo, pero este me fascina, incluso hoy. 

Empecemos con la trama, que para ser sincera no innova en nada. Resulta muy común en videojuegos de este estilo: el mundo que se encuentra en peligro, el héroe que debe superar varias pantallas hasta llegar al jefe final y vencerlo para poder salvar al planeta. La falta de diálogo acentúa más el que posea una historia típica. A causa de esto, ya se tiene una idea de lo que sucederá todo el tiempo y lo vuelve predecible, aunque no me resultó molesto este aspecto.

Lo importante aquí es la jugabilidad, los retos que te propone y lo adictivo que resulta. Y a mí me gustó la forma de juego. Al no haber probado ningún otro Bomberman antes que este, me encantó su estilo y me vicié bastante. Aunque parezca un juego simple, es muy entretenido. Te llega a absorber y puedes pasarte tus buenas horas sin darte cuenta. 

La estética me encanta, es de mis puntos favoritos. Utiliza un estilo muy animado, los enemigos poseen diseños divertidos, y los escenarios destacan igual, viéndose amigables y coloridos. Todo es bastante caricaturesco, no solo los personajes sino también las animaciones de sus ataques. Y la música acompaña correctamente resaltando bien este rasgo. 

La dificultad va en aumento conforme avanzas, y puede llegar a ser bastante complicado en las últimas pantallas o jefes. Por lo que puede ser jugado por diversas edades y disfrutado de igual manera. El hecho de que los niveles sean por tiempo también es un factor interesante y que agrega cierta dificultad.

El que los escenarios vayan cambiando, y con ellos los enemigos y la música, se me pareció otro acierto. Si bien no son demasiadas, estas pequeñas variaciones ayudan mucho a que no sea tan monótono. El cambiar de ambiente aporta mayor dinamismo a la experiencia. 

Hace uso de distintos tipos de enemigos, cada uno con habilidades diferentes. Algunos resultan demasiado fáciles de exterminar, y otros lo complican bastante. No obstante, hay algunos que comparten un diseño parecido, o siguen el mismo patrón de ataque. Pero a pesar de esto, la variedad y en general los enemigos del juego no están mal. 

Los jefes de cada nivel estaban muy bien, la dificultad era la adecuada, en nivel ascendente. En ellos se combinan diferentes tipos de ataques, con diseños y animaciones entretenidos. Y con esto conseguían hacer que el jugador buscara diversas formas para vencerlos, claro que siempre utilizando el único ataque del protagonista. 

Por otra parte existen pequeñas mejoras que se pueden ir obteniendo a través del nivel que se esté jugando, lo cual es muy útil. Aunque estas se perderán al pasar al siguiente nivel que lo veo lógico, de otra manera resultaría tal vez muy sencillo. Uno de los beneficios que se pueden encontrar es un pequeño canguro, el cual salva al protagonista de perder una vida. Y lo quería mencionar ya que era mi personaje favorito, sin duda me molestaba más que él muriera en vez de mi personaje. Pero en fin, era otra característica interesante.

La duración es acertada, en esta clase de videojuegos extenderse mucho no suele ser buena idea porque termina siendo repetitivo, agotador e incluso demasiado exigente. Aquí supieron manejarlo apropiadamente y regalar una experiencia que no se excede en ser corta o larga. 

La posibilidad del multijugador es otro de sus puntos fuertes, a pesar de que sea una modalidad que a mí no me suele atraer en demasía. Sin embargo, indudablemente es un aspecto a destacar y tener en cuenta. En este caso pueden jugar hasta cuatro personas, o bien enfrentarse a la inteligencia artificial. Este «modo batalla» además incluye el poder elegir una pequeña personalización del personaje, y variedad de pantallas con sus características. 

El final es correcto, un jefe bastante más complicado que el resto es el que da por finalizada la aventura. En general, aunque es un juego que no destaca mucho en originalidad, por lo que pude ver tiene un buen avance con respecto a los anteriores de la saga Bomberman. Y de cualquier forma, lo de mayor importancia es el hecho de que cumple con el objetivo de entretener, eso es lo principal. 

Es un videojuego muy divertido y sin ninguna duda recomendable. Sus múltiples pantallas con un estilo caricaturesco y dinámica simple, consiguen incluso con su historia cliché, hacer que se pasen unas agradables horas de juego.

4 comentarios:

  1. No he jugado nunca, pero se ve entretenido ^^

    besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, ojalá algún día lo pruebes :)
      Gracias por comentar, besos~

      Eliminar
  2. Muy buena reseña, gracias por recomendarnos este juego de bomberman

    ResponderEliminar

Deja tu marca