miércoles, 29 de enero de 2014

Reseña: Bara to juudan

Título original: Bara to juudan.
Título en español: Amor sangriento (Bloody love).
Autor: Kayoru.
Año: 2012.
Tomos: 1.
Demografía/Género: Shoujo, romance, escolar, fantasía, paranormal.
Anime/película: No.


Himemiya Mitsuki, de 16 años, era una chica normal, la cual estaba enamorada de su vecino. Hasta que el día de su cumpleaños llegó...

Este tomo lo inicié porque simplemente tenía ganas de algo corto con romance sobrenatural. No tenía mucha expectativa, sobre todo porque he aprendido a no esperar gran cosa de los tomos únicos, pero aun así esta historia deja mucho que desear.

La trama, además de ser muy típica y predecible, es tan apresurada y poco creíble que resulta una lástima, porque pese a todo, si se hubiese trabajado mejor podría haber quedado algo pasable, que no fue el caso para nada. Y como dato aparte, me recordó mucho a la saga Medianoche, ya que tiene varios puntos en común, aunque allí está todo mejor llevado y profundizado. Y por culpa de esto, en mi caso, fue todavía más trillado.

En este manga todo es tan artificial y previsible que es casi risible. Las explicaciones que se dan sobre la historia son forzadas y muy superficiales, haciendo que quede todo en el aire y con mil agujeros en la trama.

Los personajes son también híper falsos y clichés. No tienen personalidad ni carácter, y sus reacciones son totalmente absurdas y para nada naturales. Él es el típico chico popular que tiene un grupo de fans y es súper tierno solo con la protagonista, mientras que ella es una chica que pasa desapercibida a pesar de ser muy hermosa. Y, claro, no nos olvidemos del pasado trágico del chico, que eso no puede faltar. Pero, quizá, tratando de darles un punto a favor, no generan molestia con su forma de ser, simplemente son demasiado vistos.

Luego hay otros personajes que no entiendo para qué están ahí siquiera, como las amigas de la protagonista, que aparecen en una escena y no tienen nada de relevancia, y la madre, con la que sucede exactamente lo mismo. Y, no sé, se me ocurre a mí preguntarme: ¿esa señora no debería saber algo lo que le sucedería a su hija en su cumpleaños? ¿No se preocupa de que su hija esté fuera de casa quién sabe cuánto tiempo? ¿La propia protagonista no recuerda tan siquiera que tiene madre? En fin, como en la mayoría de las historias de adolescentes mal escritas, los padres aquí no pintan nada.

También está el clásico grupito de chicas celosas que intentan dañar a la protagonista por ser cercana al chico popular, que es ridículo. Por supuesto, pueden haber chicas idiotas y mal intencionadas, pero es que aparecen en un par de escenas y son retratadas como lo peor sin ningún fundamento o contexto, y luego ya no vuelven a aparecer, porque claro, ya cumplieron su función como las malas malísimas, así que ya no se necesitan.

Por su parte, la relación amorosa es otro fiasco. Irreal, espantosamente desarrollada y que pretende ser enternecedora sin lograrlo. El llanto y los momentos emotivos son inútiles por completo al tener personajes que no llegan a conectar por su falta de carisma, y de la misma forma, toda la obra se siente insípida, que no aporta nada. Jamás te llegas a adentrar en lo que te está contando, ya sea por sus mediocres personajes como por su historia. 

En cuanto al estilo de dibujo es muy shoujo, pero bonito de ver. Cuidado, con los fondos suficientes para crear más o menos el ambiente, el detalle en sus personajes en la medida correcta y un buen uso de texturas. Posiblemente el dibujo es lo único rescatable de esta obra, y es una pena que su autora haya gastado su esfuerzo en ilustrar una trama tan mal construida.

Sus breves momentos de humor igualmente son muy comunes en mangas shoujo similares, que si bien para mí no funcionaron, tampoco me parecieron mal. Iban acompañados además por un estilo chibi, el cual me dio la impresión de que la autora en realidad no estaba muy acostumbrada a él, o simplemente no se le daba tan bien como el habitual.

Para finalizar, la resolución es previsible, vacía y deja cabos sueltos, pero no esperaba nada más, sinceramente, después de ver cómo era el resto. Bastante decepcionante todo, la verdad. No obstante, al menos, luego del final hay un pequeño capítulo donde se cuenta un poco la historia desde el punto de vista del chico, que aporta algo más de noción sobre el progreso de su relación, y hasta casi llega a verse un atisbo de lo tierno que podría haber sido la relación, si se hubiese extendido y presentado mejor, pero de la forma en que está sigue sin compensar.

Así que, en resumen, aunque no sea lo peor que haya leído y más bien caiga en el punto de ser demasiado común y visto, con ciertos fallos y faltas, no creo que valga la pena el tiempo que se pierde leyéndolo, pues seguro que hay mejores tomos únicos que este.

Pese a su bonito dibujo, la historia y los personajes son tan vacíos, faltos de desarrollo, originalidad y sentimiento, que no se lo recomendaría a nadie, incluso con lo rápido que se lee al ser tan corto.

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca