jueves, 9 de enero de 2014

Reseña: Itsuka no Kimi e

Título: Al tú de siempre.
Título original: Itsuka no Kimi e.
Idioma original: Japonés.
Director: Kei Horie.

Actores principales: Saito Takumi y Kawai Ryunosuke.
Género: Romance, Drama, Shounen-ai.
Año: 2007.
País: Japón.
Duración: 1:07 hs.
Después de que Noboru (Saito Takumi) salvara a Hayase (Kawai Ryunosuke) haciéndole la respiración del boca a boca, Hayase empieza a sentirse confundido sobre sus sentimientos. Y un hecho que no ayuda en nada, es que se haya encontrado con el hermano gemelo de Noboru, Ryu, el cual posee una personalidad vivaz y muy diferente a la de su hermano.

Cuando la comencé a ver, me pareció aburrida. Las escenas eran lentas y no ocurría nada interesante. Esto cambia con la aparición del tercer personaje principal, Ryu, que le trae diversión y algo de intriga a la película. 

A pesar de que al principio me pareciera que se trataría de una película típica, de peleas entre hermanos por un mismo chico o algo por el estilo, no tuvo nada que ver con eso. Por fortuna, la trama es más bastante más compleja. Se centra mayormente en los sentimientos de Noboru hacia su hermano, de la culpabilidad que sentía y lo que esto provocaba en él. 

No le toman demasiada importancia a la relación entre los chicos, algo que me pareció genial. Se trata el tema como algo natural, simplemente mostrando el avance de los sentimientos de ambos. 

No creo que haya sido predecible, como dije antes, empezó sorprendiéndome al descubrir que no se centraba en el romance. Y sobre el desenlace, tampoco fue algo tan pronosticable, aunque se dan pistas para descubrir lo que verdaderamente ocurrió con los hermanos. Pero, en mi opinión, no es una película que se presuma lo que ocurrirá fácilmente.

Los personajes me gustaron bastante. Creo que se podrían haber desarrollado un poco mejor, pero se concentraron más en el misterio y la interacción entre los protagonistas. Sin duda, de cualquier manera, el más completo es Noboru, con sus grandes heridas emocionales. A Hayase lo sentí incluso a veces como un medio de mostrar lo que ocurría con Noboru, me faltó más de él. Y ni hablar del resto, que prácticamente fueron extras.

Las actuaciones también estuvieron muy bien, ambos actores protagónicos me gustaron bastante. Diría que Takumi merece una distinción, por haber logrado interpretar tan bien dos personalidades tan distintas como lo son estos gemelos. Lo único que me podría quejar sobre él, fue que las escenas de llanto me resultaron exageradas, pero teniendo en cuenta el trauma que sufrió el personaje, se podría entender. Salvando esto, ambos actores logran dos personajes bastante reales. 

La música me gustó bastante, y me resultó curioso lo sencillas que fueron las tomas. Es decir, no parecía tener una gran producción, pero sin embargo, esto le daba un toque más de realismo a la película. Los diálogos no me llamaron mucho la atención, pero incluso sin grandes diálogos, se pudieron crear muy buenas escenas.

A pesar de ser una película de drama, tiene alguna que otra escena divertida, que viene bien, no siente fuera de lugar. Principalmente, aún así, las escenas son tranquilas y a la vez, fluidas. No me pareció que fuera pesada o aburrida, salvando del principio lento que tiene. 

El final es precioso, simple y algo abierto. Realmente me gustó bastante esta película, a pesar de que no esperaba mucho de ella. 

No es una película grandiosa, pero sí muy linda. La trama es interesante, y no lo que uno espera al leer la sinopsis. No se centra tanto en la relación amorosa, sino en los conflictos internos de los personajes, sobretodo en Noboru. La recomendaría bastante a los que gusten de estos géneros.

—Lo uso para intercambiarlo por montones y montones de fotografías tuyas. Toma fotografías de todas las cosas hermosas del mundo. Y déjame verlas, ¿ok?

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca