lunes, 15 de junio de 2015

Reseña: El primer amor de un millonario

Título: El primer amor de un millonario (A Millionaire's First Love).
Título original: Baekmanjangja-ui cheot-sarang.
Idioma original: Coreano.
Director: 
Kim TaeGyung.
Actores principales: Hyun Bin y Lee YeonHee.
Género: Romance, drama.
Año: 2006.
País: Corea del Sur.
Duración: 1:52 hs.

Kang Jaekyung (Hyun Bin), un joven millonario, mimado, prepotente e irritante, acaba de heredar de su abuelo una gran fortuna que debería de pasar a sus manos a los 18 años. A pesar de haber cumplido ya esa edad, el abogado de la familia le comunica que solo obtendrá la herencia si se inscribe en una escuela rural y se gradúa allí. Así es como Jaekyung termina estudiando en un pueblo con pocas posibilidades. Eunwhan (Lee YeonHee) es un personaje que aparece en la vida de Jaekyung para hacerle comprender que el verdadero valor de la vida no reside en el dinero.

Probablemente deba empezar a leer un poquito más sobre las películas que voy a ver. Esta, definitivamente, no fue lo que esperaba. Pensé que iba a ser otra de mis tan queridas comedias románticas, y aunque hay romance, y un poco de comedia, lo que predomina aquí es el drama.

La historia, sinceramente, no me convenció. Una trama muy usada que no innova para nada. Hubo detalles que me disgustaron respecto a la forma de plantear los sucesos. Había momentos que pasaban cosas y no sabías por qué los personajes estaban haciendo eso, no se explicaba y no los lograbas comprender.

Los personajes son muy típicos (estoy empezando a hartarme de usar esta frase, todos los personajes me parecen muy vistos), incluso su evolución: el chico rico e irrespetuoso que al enamorarse, pierde el interés por el dinero y comienza a ser mejor persona. Y por el otro lado, la protagonista femenina, que por supuesto es una chica trabajadora y humilde . Del resto de los personajes no se puede decir mucho, ninguno se destacó además de la pareja principal. Por ese lado, todo igual que muchos dramas o películas, sin embargo, no llega a ser tan predecible pues descubriremos luego que el drama continuará.

Lo que mas me gustó aquí fueron las actuaciones. Al principio dudé un poco de (mi tan queridísimo) HyunBin, sin embargo, con las escenas dramáticas, reafirmé mi gusto por este actor. Y de igual forma, la chica estuvo muy bien. En verdad, las escenas tristes, de llanto o dramáticas, me encantaron. Cualquiera de los dos protagonistas las interpretaron excelente, transmitían el sufrimiento y el dolor, y te lo creías, te llegaba. 

Tiene unos diálogos preciosos, y una música que resulta el acompañamiento correcto, no lo puedo negar. También unas escenas enternecedoras, realmente logran crear un clima muy lindo.

El humor es poco, pero divierte. Y en cuanto al romance, el principio es muy flojo y apresurado. Te pasan de una escena en que él la trata casi con indiferencia, a la siguiente que le está diciendo que le gusta, y a la próxima están en pareja y se aman. Y por hacerlo tan repentino, no me lo creí en el comienzo, pero a medida que las escenas entre ellos aumentan, se olvida un poco ese comienzo trastavillado y se desarrolla algo mejor.

Aunque los actores hicieron lo mejor que pudieron, no termina de ser creíble. Demasiados clichés o sorpresas, que aunque no te las esperas, no quedaron bien. Al menos a mí, me hicieron pensar “¿era necesario agregar esto?”, porque realmente no aporta nada, y no se termina de creer.  

El final conmovedor, verdaderamente muy lindo. Se venía esperando, pero aun así lo llevaron muy bien. Me gustó mucho. Pero no quita que, desafortunadamente, sea otra de estas películas que pasan sin pena ni gloria, y no logran quedarse en la memoria colectiva. 

Una linda película, con romance muy tierno y drama que esta muy bien llevado por los actores. Por desgracia la trama tiene ciertas situaciones que estropean el realismo de la misma, y podrían haber sido aprovechadas de otra manera.

Sé que te hace daño estar conmigo, pero te amo.

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca