martes, 27 de enero de 2015

Reseña: Mi novia es una gumiho

Título: My girlfriend is a gumiho (Mi novia es una gumiho).
Título original: Nae Yeojachinguneun Gumiho.
Idioma original: Coreano.
Actores principales: SeungKi Lee, MinAh Shin, MinWoo No y SooJin Park.
Género: Romance, Comedia y Fantasía.
Año: 2010.
País: Corea.
Episodios: 16.
Duración aprox. de los episodios: 1 hora y 5 minutos.


Un chico llamado TaeWoong Cha (SeungKi Lee) quien tratando de escapar de su abuelo, por accidente se cruza en la vida de MiHo (MinAh Shin) un zorro de nueve colas, que siempre ha soñado con ser humano, atrapado en una pintura. Woong, sin saberlo, la libera del cuadro. Lo que al principio empieza con el temor de que MiHo, la gumiho, se coma su hígado, se convierte en amistad y más tarde en amor.

Hacía tiempo que tenía ganas de ver una drama coreano con fantasía, además de romance. Cuando encontré este me propuse verlo al instante, pero siempre lo terminaba dejando por otro. Finalmente un día me decidí y lo vi de un tirón. 

La historia era algo nuevo para mí, y el aspecto fantástico con esas criaturas sobrenaturales como la gumiho y algún otro que aparecen se me hizo muy interesante. Sin embargo, me hubiese gustado que se ahondara más en esos temas, ya que no se explican mucho y se dejan a un lado para concentrarse en la relación romántica. Que también me agradó ese punto, pero dado que la trama tenía cosas más innovadoras por aportar, no centrarse en ellas y en cambio priorizar los clichés no me pareció de lo mejor, a pesar de que, de cualquier forma, funciona igualmente así. 

Al principio la protagonista no me agradaba para nada, y ni siquiera me parecía muy linda y lo recalco porque se hace énfasis en que la gumiho es hermosa, no obstante, con el pasar de los capítulos logra convertirse en un personaje entrañable y sí, al final sí que me parecía muy bonita. Pero a pesar de que no me agradaba en el comienzo, siempre pensé que esa personalidad que tenía coincidía con la que debería de tener una gumiho: astuta, levemente mentirosa y algo manipuladora, y eso me gustaba. 

Con el protagonista masculino me ocurrió algo similar, tampoco me convencía en una primera instancia, pues me parecía demasiado inmaduro y egoísta. Por suerte, poco a poco se puede ir notando un gran cambio en ambos, el crecer de su relación los ayuda a evolucionar y se puede apreciar un gran cambio entre cómo son al principio y al final de la serie. 

Olvidando mi opinión personal al respecto, me resultó interesante que el personaje principal no se mostrara como el típico chico bueno, sino que fuera interesado y aprovechado. Y la manera en que se va enamorando también, ya que no es al primer instante, sino que le lleva su tiempo 

El resto de personajes me agradaron, fue un buen grupo. Ya sea los antagonistas, los infaltables y graciosos amigos como los familiares del protagonista, poseían personalidades atractivas en general. Lograban aportar lo necesario a la serie y no parecían puestos allí porque sí. 

Las actuaciones a su vez me gustaron mucho. En especial de los protagonistas y su forma de adaptarse a los cambios de sus personajes. Tenía muchas ganas de ver a SeungKi Lee desde hacía tiempo, y he de decir que quedé muy satisfecha con su trabajo y probablemente vea más de sus dramas.

Y pese a que no tiene mucho que ver, me hizo gracia como todo el tiempo resaltaban la belleza del antagonista que de por sí es hermoso, en mi opinión ya sea con su vestimenta o con su actitud, me pareció que estaban buscando siempre que llame mucho la atención en el público femenino, más que el protagonista incluso. Y detesto admitirlo, pero yo llegué al punto de que me costaba leer los subtítulos cuando él salía... Que horrible, MinWoo es mi placer culposo.

Tiene partes verdaderamente tiernas. Aunque cuesta llegar a ellas, las escenas románticas son muchas y muy lindas. Por desgracia, diré que en el final de la serie llegué a pensar que era un poco demasiado. Tal vez intentando compensar la falta de romance del principio agregaron mucho al final. O simplemente yo no me encontraba en plan romántico mientras lo miraba, quién sabe.

El desenlace de la historia de amor es predecible como en la mayoría de los dramas de este estilo pero todo lo que ocurre en el medio no te lo esperas. Me pareció interesante y llamativo, un toque distinto a las comedias románticas que venía viendo. El aspecto sobrenatural de la serie me gustó mucho, y pese a que como dije ya pienso que podría haber dado más, me encantó ver algo diferente aquí. Y me complació que a pesar de sus toques fantásticos, en cuanto a los sentimientos, el avance de los personajes y sus relaciones, se sintió suficientemente realista.

Tiene partes muy divertidas, he pasado unas grandes risas con este drama. La inocencia de la protagonista fue un punto que jugó muy a favor del humor, sin duda. Y la pareja entre la tía de Woong y el director DooHong era tan absurda, ridícula y torpe que resultaba graciosísima.

La música igualmente fue muy linda. Hay un montón de canciones conocidas, y preciosas melodías de fondo. Es un punto muy destacable, porque muchas veces uno está absorto en la trama y no llega a prestar atención a las canciones, pero en este caso se me hizo inevitable apreciarlas.

Por otra parte, hay grandes escenarios; y aunque la escenas están bien construidas, por desgracia no hay muchas que verdaderamente se luzcan y permanezcan en la memoriaLos efectos especiales no son muy buenos, aunque tampoco esperaba que lo fueran, la verdad. Y el guión tampoco fue algo que sobresaliera en realidad, a parte de que tiene algunos detalles flojos.

Sobre el final tengo opiniones encontradas: si bien me gustó porque soy una romántica y no puedo evitarlo, soy consciente de que fue sacado de la nada. El curso natural de la historia, siguiendo más o menos la lógica que venía teniendo fue desechado, y se impuso un final sin mucho sentido ni explicaciones, rompiendo así lo que había estado haciendo bien en cuanto al realismo. Lo sentí como que habían creado demasiados problemas y ya no supieron cómo arreglarlos, por lo que lo forzaron sin importarles ya nada.

Se trata de una serie que te atrapa de a poco; con mucho humor, buena música, una trama llamativa, una linda historia de romance y mucho para dar. Aun así, podría haber aprovechado aspectos interesantes de su historia que se dejaron de lado, pero pese a eso y a su no muy buen final, no deja de ser muy recomendable.

A pesar de ser una gumiho, a pesar de ser diferente, deseo gustarle a él. Si yo... realmente realmente realmente le gusto, espero que sea siendo eso.

jueves, 1 de enero de 2015

Reseña: I love high school

Título original: I ♥ HS.
Título en español: Amo la secundaria.
Autor: Mayumi Yokoyama.
Año: 2008.
Tomos: 2.
Demografía/Género: Shojo, drama, romance, escolar.
Anime/Película: No.
Megu y su grupo de amigos de la primaria han sido atormentados durante 6 años por un chico revoltoso, llamado Yamato Onitzuka. Por suerte, sus suplicios terminan cuando éste se marcha de la ciudad… Pero, ¿qué pasaría si regresara algún día, hecho un sexy punk con muchas ganas y planes de reunir otra vez a la pandilla? En esta comedia romántica, se enredan la amistad, el amor de juventud y los comentarios más picantes de la madurez… ¡para crear toda la tensión!

Un pequeño manga que me encontré por casualidad por ahí, y como había visto que tiene buenas criticas, decidí probarlo. A decir verdad, terminé algo desilusionada, esperaba mucho más. 

Para empezar, la historia no es muy original. Creo que si hubieran explotado más el hecho de Yamato molestando a todos sus amigos podría haber sido más interesante, sin embargo, pese a que te cuentan la historia de lo ocurrido cuando eran niños, ya nada de eso se puede ver con los chicos adolescentes.

Los personajes no me gustaron, todos eran casi iguales. No tenían personalidad, los vi super planos. Predecibles y no reales. Además, de que todos eran unos superficiales, y eso me molestaba bastante. No pude sentirme identificada con ninguno, no me llegaron para nada, sus intentos por crear drama no funcionaron conmigo, me parecía todo muy obvio.

El romance, más de lo mismo. En los primeros capítulos ya se resuelve todo y luego, aunque intentan poner complicaciones para volverlo interesante, no se consigue. Me parece que habría estado mejor alargar las complicaciones antes de que los protagonistas estén juntos. La verdad, no me llegué a creer el amor, pero admito que tienen algunas escenas lindas.

En cuanto al humor, sí, me logró divertir unas cuantas veces. Si bien en otras tantas el humor no me causó gracia, debo reconocer que de lo poco que me gustó este manga, fue por estas veces que me hizo sonreír.

El dibujo me encantó. Es precioso, se nota que está cuidado y con bastantes detalles, teniendo en cuenta sombras, texturas y demás. Es lo que más me atrajo del manga. Los diálogos no llamaron mi atención, muy normalitos, sin destaque.

Lo peor del manga es lo predecible, y que realmente no logra entretener, sobre todo en el segundo tomo. No lo sé, resulta hasta aburrido en algún momento, porque sientes que no sucede nada. Y el final es básicamente más de lo mismo, ya sabes lo que ocurrirá.

Por lo que había leído sobre esta mangaka, la verdad es que me sabe a poco. Aun así, probaré con otras obras de ella en un futuro, que espero me gusten más.

No es un manga que recomiende mucho. No esta del todo mal, al principio es un poco entretenido y tiene un humor divertido en ocasiones. Pero resulta muy simplón en cuanto a trama y personajes.