miércoles, 6 de noviembre de 2013

Reseña: Hermano oso

Título: Hermano oso.
Título original: Brother Bear.
Idioma original: Inglés.
Creador/Desarrolladores: Disney Interactive.
Género: Aventura, acción, infantil.
Plataformas: PC.
Modo de juego: Un jugador.
Año: 2007.
País: Estados Unidos.
Hermano Oso es un juego de acción y aventura inspirado en la película de animación de Disney con el mismo título, y hará que los niños vivan una aventura extraordinaria con los protagonistas de la película, los conocidos osos Kenai y Koda, a través de las regiones salvajes del noroeste americano.

El juego cuenta la historia de Kenai, un chico indio americano que se mete en muchos líos por culpa de su carácter cabezota.

(Se ha modificado el 03/11/2018)
No sé cómo fue que llegué a este juego por primera vez, pero lo jugué en algún momento cuando era pequeña. Y fue un muy buen ejemplo de cómo los recuerdos pueden estar muy alterados por la visión que poseíamos antiguamente. Yo tenía a este juego como algo super divertido y con el cual podía pasar horas y horas jugando, sin embargo, al volver a probarlo, fue una realidad diferente. Si bien me divirtió, en esta segunda ocasión todo me resultó terriblemente fácil y corto.

Comencemos por el principio, y allí debo decir que la introducción a la historia de esta obra me gustó bastante. Es simple, pero muy correcta: empiezan los dos alces charlando entre sí y contando qué ocurrió con los personajes antes de comenzar el juego, para que el jugador tenga una idea general. Tanto para los que no han visto la película, como para quienes sí lo han hecho recuerden lo esencial. Es algo sencillo, no obstante, sirve de forma efectiva para adentrarte en la trama. Además de que se le da continuidad, pues los alces seguirán apareciendo a lo largo del juego prosiguiendo el repaso de la historia.

También me pareció muy interesante que, luego de la introducción, se deje al jugador directo en un momento de acción. Que, si bien no es especialmente épico, sirve para que uno vaya entrando en la dinámica y como un enganche. Después de esto comenzaría el pequeño tutorial que, en mi opinión, no lo encuentro muy necesario, pero está bien igualmente.

La adaptación del resto de la historia es bastante acertada, aunque creo que se podría haber aprovechado aún más. En lo personal, eché en falta, por ejemplo, el viaje en mamut que se puede ver en la película. De cualquier manera, las personalidades de los personajes están muy bien llevadas.

Haciendo referencia a esto, me agradó mucho que Koda fuese soltando comentarios todo el tiempo durante la historia, ya que además de reforzar su personalidad de forma sutil, también ayudaba a hacer algo más entretenidas ciertas partes de exploración que podrían haber resultado un poco tediosas.

Y, de la misma forma, fue una buena idea introducir estas pequeñas carreras o competencias que Koda le propone a Kenai en ciertos momentos. No solo le agregan dinamismo e incentivan al jugador a hacer algo diferente, sino que lo hacen avanzar por ciertas zonas más velozmente.

Me gustó de igual forma la dinámica que tenía con los tótems y la forma de usarlos, pues, al ser un agregado que no aparece en la obra original, era novedoso, y a la vez combina muy bien con la historia, mientras le suma una variante interesante.

En cuanto al cazador, me pareció una buena idea la forma que tienen de ir mostrando cómo va persiguiendo a los protagonistas durante todo el juego para ir generando tensión. Y, respecto a la forma de batallar, pese a que en un primer momento me agradó, se vuelve repetitiva y monótona al no variar a lo largo de los diferentes enfrentamientos que se va teniendo con él.

Los gráficos son bastante malos, tanto ahora como para su época. Incluso pese a que a mí ese estilo 3D antiguo que recuerda a la PS1 o PS2 me agrada, está claro que no fue un apartado al que le prestaran mucha atención. De cualquier forma, el control del personaje me gustó. Es muy sencillo y, sobre todo, el movimiento de la cámara siguiendo al personaje en lugar de que se utilizara el mouse para desplazarla, me pareció correctamente utilizado.

El juego te da algunos pocos momentos para explorar el mapa, los cuales fueron, posiblemente, de mis aspectos favoritos. Creo que la ambientación, en especial en el bosque, no estaba mal. Tenía esa sensación de calma e incluso espiritualidad que se puede asociar con la película. La música y los efectos de sonido ayudaban un poco, pero también es cierto que no destacaban.

Como decía al principio, es un juego que para los adultos ya resulta demasiado fácil de completar. Para un niño podría ser un poco más desafiante, aunque no especialmente, sin duda más entretenido. Sus pocos niveles, escenarios y objetivos lo hacen muy corto, sumado a que es muy complicado el perder cualquiera de las batallas que se tienen con el cazador. La opción de guardar se encuentra muy seguido también, por lo que es, al final, un juego para pasar en una o dos horas, como mucho, sin ningún tipo de reto para el jugador.

El final no es nada fuera de lo normal: termina siguiendo la historia de la película, no obstante, se siente falto de sentimiento, al contrario que su obra original, donde realmente se llega a conectar con los personajes.

Para un público menor de 10 años puede resultar suficientemente entretenido, pero no creo que para alguien mayor sea suficiente. Su excesiva facilidad y corta duración lo hacen fácilmente olvidable, pese a tener algunos puntos que no están mal.

0 Opiniones:

Publicar un comentario

Deja tu marca