lunes, 4 de julio de 2011

Reseña: Adicción

Título: Adicción.
Título original: Stargazer.
Idioma original: Inglés.
Autor: Claudia Gray.
Páginas: 342.
Editorial: Montena.
Año de esta edición: 2009.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Saga: #2 Saga Medianoche.


Puede contener spoilers menores de Medianoche.
Tras una larga temporada sin verse, Bianca y Lucas buscan la forma de infringir las estrictas normas de la Academia Medianoche para poder continuar su intensa y complicada historia de amor. ¿Pero hasta dónde están dispuestos a llegar? 

Nadie sabe tan bien como ellos que el amor mata o muere...

(Se ha modificado el 22/08/2018)
Debo decir que después de la primera parte, que estuvo bastante bien, esperaba que este estuviera, cuanto menos, al mismo nivel, y no fue el caso. Me decepcionó considerablemente. 

Si bien suceden un montón de cosas, sentí que el ritmo era más lento aquí. Avanzaba y avanzaba, y parecía que no había pasado realmente nada, frustrándome un poco. Llegué incluso a aburrirme por momentos y a quedarme sin ganas de leer. 

Aun así, el lenguaje y estilo de escritura siguen siendo los mismos, muy sencillos y ligeros. Sin embargo, al no haber nada en la trama que me atrapara, pasé la mayor parte del libro leyendo sin que me interesara lo que sucedía con los personajes. 

Me pareció como si esta obra fuese principalmente un camino para unir Medianoche con Despedida. Presentando nuevos personajes, eliminando a otros, y brindándonos información útil para la trama de la saga, pero que por sí misma, la historia de este libro, no llegó a ser entretenida. 

Quizá lo que más me atrajo de todo ello, fue el mayor desarrollo de Balthazar. Pese a no ser un personaje que en lo personal me llame la atención, fue bueno conocerlo mejor y poder aprender sobre él y su pasado. Aunque incluso así, sigue sin ser de gran atractivo para mí. 

Aparte de eso, y sin querer dar muchos spoilers, hay otras circunstancias ocurriendo que fue interesante descubrir, dado que no lo esperaba para nada. No estoy del todo segura de si me convence la adición de este nuevo problema, pero creo que lo explicaron de forma aceptable, pese a lo breve. 

No obstante, las viejas fallas que tenía su predecesor siguen presentes aquí, e incluso siendo mayores. Y con esto me refiero principalmente a Bianca, la protagonista, y es que en este libro me fue casi imposible no detestarla. Se comportaba de forma tan infantil por momentos, siendo terriblemente testaruda y pensando que ella tenía la razón en todo y que, fuese como fuese, los demás estaban equivocados. Y yo entiendo que es una adolescente, pero me parecía excesivamente estúpido su comportamiento la mayoría del tiempo. Por lo que me fue difícil continuar leyendo desde su punto de vista, y posiblemente una de las razones por las que este libro me gustó tan poco.  

La relación entre ella y Lucas sigue más o menos igual, pese a la distancia y las dudas que empiezan a surgir. No vi realmente un avance allí, aunque este libro no mostró demasiado de ellos como pareja. Aun así, lo poco que hay, me resultó algo repetitivo. Siento como si su relación estuviera estancada y siempre es lo mismo, al menos en este libro. Hablan del deseo, la atracción y la necesidad, pero realmente no hay más que eso. Y me parece decepcionante, pues creo que se puede sacar un montón de cosas interesantes en una relación entre un humano y un vampiro —más aun con el trabajo de Lucas—, pero no se explota realmente hasta el momento. Espero que esto mejore en la continuación. De cualquier forma, al menos las inseguridades de ambos y el miedo a perderse estaban bien planteados.    

En cuanto a ambientación me sigue gustando. La autora sabe crear de manera sencilla pero efectiva los escenarios y darle ese toque sombrío que una historia de vampiros necesita. También fue agradable conocer otros escenarios fuera de Medianoche, por lo que quedé satisfecha con eso.

Una vez llegado el final la acción estalla, y hay un gran giro que deja todo muy interesante para el próximo libro. Esta última parte se me hizo mucho más fácil de leer, pero a pesar de haber tenido un desenlace atrapante, no fue suficiente para compensar todo el resto. Y aunque me intriga ver qué ocurrirá a continuación, quedé agotada con esta novela y posiblemente me dé un respiro antes de agarrar el siguiente. 

Fue bastante decepcionante esta lectura. Si bien es fundamental para entender y continuar con la saga, pues está cargada de personajes y datos que debemos comprender, no consigue entretener por sí misma. Y su mayor problema, a mi parecer, son los protagonistas.

—Lucas, lo digo en serio. Tú sabías que mis padres me estaban mintiendo. Tú sabías cómo eran realmente los vampiros. Si te hubiera hecho caso, nada de esto habría pasado.

2 comentarios:

  1. (Belén)
    No he leído esta saga, y no creo que lo haga, no me atrae mucho la verdad.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te pierdes de mucho, la verdad. ¡Besos!

      Eliminar

Deja tu marca