sábado, 25 de junio de 2011

Reseña: Medianoche

Título: Medianoche.
Título original: Evernight.
Idioma original: Inglés.
Autor: Claudia Gray.
Páginas: 358.
Editorial: Montena.
Año de esta edición: 2010.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Saga: #1 Saga Medianoche.

Un internado donde nada es lo que parece.

Dos jóvenes atraídos por una fuerza magnética.

Un secreto oscuro y peligroso.

Y una única certeza: entregarse al amor es jugar con fuego.

(Se ha modificado el 09/06/2018)
Este libro lo conocí en el apogeo de Crepúsculo, y por su portada y sinopsis, supuse que sería similar. Y pese a que tiene algunas semejanzas, no es tan parecido como esperaba. La historia y los vampiros son muy diferentes. Aun así, al ser del mismo estilo, supongo que a cualquiera que le haya gustado una de estas sagas de vampiros, seguramente le gustará la otra. 

Al comenzar, aunque se distingue el aura de misterio, todo aparenta ser totalmente normal. Me agradó que se nos intente despistar un poco sobre quién es qué. Más tarde, cuando se revela la verdad, la novela da un gran giro y —al menos a mí— sorprende de buena manera. Me encantó cómo, al conocer la realidad de la academia Medianoche, muchas cosas comienzan a tener más sentido.

Lo que probablemente menos me gustó fue el enamoramiento entre Bianca y Lucas. Muy rápido, para nada creíble y demasiado... obsesivo. Se muestra como si se necesitaran mutuamente de tal forma que parecen adictos el uno al otro, y eso no se ve muy saludable. Desde la primera escena que se ven, Bianca ya pasa el resto del libro pensando y fantaseando con Lucas todo el tiempo, y es algo cansino de leer, sobre todo porque no tiene ningún sentido —al menos al principio—. Te puedo creer un flechazo a primera vista, pero aquí en mi opinión se exagera mucho, incluso con la explicación que le dan después a eso.

Otro punto que no fue de mi agrado, es que la protagonista se nos presenta como una chica terriblemente tímida, no obstante en el resto del libro no se ve nada más de eso. Es una tontería, quizás, sin embargo para alguien que en verdad sufre de timidez es un detalle molesto. Además es algo que se recalca bastante, y luego la personalidad de Bianca en realidad no lo transmitía. Era como si hiciera hincapié en ello en su narración, aunque luego en las acciones no lo demostrara.

De cualquier manera, es una historia muy rápida de leer, con lenguaje simple y directo. Los problemas son resueltos sumamente rápidos —tal vez sin el suficiente desarrollo en algunos— y casi al instante aparece uno nuevo, volviéndola una lectura muy dinámico y dejando cero lugar para el aburrimiento.

Respecto a los personajes, los secundarios estuvieron muy bien, y me gustaron bastante. Logran capturar afecto o antipatía, pero obviamente falta profundizarlos más, que seguramente lo veremos en las continuaciones. Aun así, se los nota bien caracterizados, con personalidades definidas y distintas entre sí, incluso sin haber ahondado tanto en ellos.

Igualmente, me pareció correcto que se les diera relevancia —mayor o menor, dependiendo del personaje, por supuesto— para que no todo el peso de la trama recayera tan fuerte en los protagonistas. Aunque me gustaría que se pudieran explotar más en los siguientes libros de la saga.

Pasando a los protas, Lucas me gustó como personaje. Se entiende lo que hace y por qué lo hace, es un personaje que se mantiene firme a su plan pero que trata de poder cumplir sus propios deseos a la vez. Me pareció bastante sensato, correcto, aunque sin mayor destaque.

Bianca, sin embargo, no me convenció ni me gustó. Por momentos era tímida, luego era pasional, era la chica buena, luego rebelde y después se arrepentía. Lo único que le otorgo es que siempre era fiel a su amor por Lucas. Me agradó cómo nos presenta su miedo a no querer ser lo que se supone que sea y la manera en que se siente excluida, sin lograr encajar en ninguno de los bandos que hay en Medianoche. Pero por lo demás, no fue un personaje que me agradara especialmente y siento que se me podría hacer complicado tenerla como narradora en los siguientes libros.

A pesar de lo que mencioné antes, la relación que entre los protagonistas tuvo sus partes lindas y lograron hacerme desear que estuvieran juntos. Por otra parte, me agradaron bastante los amigos de la protagonista y, sobre todo, sus interacciones con ellos; ya que eran muy diferentes entre sí y por tanto mostraban un lado un poco diferente de Bianca al estar con ellos, y lo mismo con sus padres.

Me fascinó el ambiente que se forma en Medianoche, de oscuridad, misterio, solemnidad y antigüedad, pues era un lugar que imponía su presencia. Lograba también que todo eso se sintiera en la lectura y ayudaba a que el lector se sumergiera fácilmente en la trama.

Pese a tener varias cosas que no me agradaron del todo, en rasgos generales me complació. Te engancha de inmediato, es atrapante y —en lo personal— no me pareció predecible; a mí me logró sorprender con los giros de la trama y mantenerme expectante. No obstante, no es una novela a la que se le pueda pedir demasiado, simplemente es correcta y entretenida.

El final me pareció muy acertado, es un buen cierre pero a la vez proporciona la intriga suficiente para querer seguir con la saga, pues denota que todavía falta mucho por ocurrir en esta historia.

Entretenido y ameno, una historia con unas buenas sorpresas en su trama. Sin embargo, es un libro juvenil que no sobresale, y del que no podemos esperar demasiada profundidad, pero para pasar un rato entre sus páginas sin pretensiones es perfecto.
—Supongo que no es fácil aceptar que los vampiros existen de verdad.

2 comentarios:

  1. ¡¡Hola!!

    El libro tiene un curiosa portada, creo que me gustará jeje

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo con tu puntuación :)

    Besotes ^^

    ResponderEliminar

Deja tu marca